Familias Cristianas – Seguir la Verdad, Rechazar la Mentira 2

 

Continuemos.

Los niños van a mentir en un momento o en otro. La pregunta no es si lo harán, sino si el mentir se convertirá en algo que ellos crean poder hacer sin ser descubiertos.

Nuestra forma de manejar el asunto determinará el resultado. Si noso­tros no enseñamos a nuestros hijos lo que Dios dice acerca de mentir, ellos no sabrán por qué es algo malo. Si no les disciplinamos cuando mienten, ellos pensarán que engañar no tiene consecuencias. Si no oramos por ello ahora, habrá asuntos mayores que tratar posteriormente.

La Biblia dice sobre el diablo, «…él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira» (Juan 8:44).

Cuando tú consideras la fuente, no hay posibilidad de sentarte como espectador y permitir que la semilla de mentira eche raíz en el corazón de tu hijo.

Ora ahora para que cualquier espíritu mentiroso sea desarrai­gado, no tan solo en tus hijos, sino en ti mismo también. En ocasiones los padres son suaves con sus hijos al respecto, porque ellos mismos también mienten.

Nosotros necesitamos rechazar el camino de la mentira y seguir la verdad. Nos urge ser un ejemplo para nuestros hijos. Precisamos ser capaces de decir como Juan, «no tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad» (3º Juan 1:4). No deseamos que nuestros hijos estén aliados con el padre de mentiras. Anhelamos que lo estén con el Padre de las Luces (Santiago 1:17).

 

Oración Por tu Hijo.

“Señor, oro para que tú llenes a (nombre del niño) con tu Espíritu de veracidad. Dale un corazón que ame la verdad y la busque, rechazando toda mentira como manifestación del enemigo. Limpia todo en ella (él) que pueda entretener un espíritu de falsedad y limpia en ella (él) cualquier muerte que haya entrado como resultado de mentiras que haya dicho o pensado. Ayúdale a comprender que cada mentira entrega al diablo un pedazo de su corazón y en todo lo que queda, entra confusión, muerte, y separación de tu presencia.

Yo oro para que ella (él) nunca llegue lejos con la mentira, que todas salgan a la luz y sean descubiertas. Si miente, que se sienta tan miserable, que la confe­sión y sus consecuencias sean tenidas como alivio.

Ayúdame a enseñarle lo que significa mentir, y a disciplinarle de manera efectiva cuando ella (él) prue­be ese principio. Tu Palabra dice que «cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir» (Juan 16:13). Suplico que tu Espíritu de verdad le guíe a toda verdad. Que ella (él) nunca sea alguien que le dé lugar a la mentira, sino más bien una persona de integridad que siga tenaz­mente tras el Espíritu de verdad.

Extracto del libro “El Poder de los Padres Que Oran”

Por Stormie Omartian

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre