Finanzas – Cómo Prestar a Otro

 

“Y prestad, no esperando de ello nada” (Lucas 6.35).

Cuando presto dinero, un libro, o cualquier otra cosa debo darlo por perdido, ya que cuando dejo de tenerlo también dejo de poseerlo.

En el caso de dinero, nunca prestar si lo necesito para una fecha determinada, ya que podrían no devolvérmelo y estar en problemas.

Si doy un préstamo debo hacerlo con dinero propio, porque de esta forma estaré comprometiendo aquello que es mío y de lo cual verdaderamente dispongo.

Nunca prestar con un préstamo a menos que puedas responder por él. Hay gente que saca un préstamo a su nombre y entrega el dinero a otra persona, con la esperanza de que esta se haga cargo de la cuota todos los meses. Y frente al incumplimiento de la otra parte se ven en serios problemas por no poder responder frente a ese compromiso asumido.

Recordá que el que tiene el préstamo con el banco sos vos que lo sacaste, y no la otra parte a la que le prestaste el dinero, la cual ni siquiera figura en el banco.

Si prestás con un préstamo debés poder pagar vos la cuota y además quedarte con la chequera de pago e ir vos a pagar cada mes para asegurarte que la cuota realmente está cancelada.

También cuando hagas un préstamo a otra persona debés ponerlo por escrito estipulando el monto, el plazo y la moneda en la que lo estás otorgando.

Acordate que entre creyentes, familiares y amigos no se debe firmar un papel, sino dos, es decir una copia para cada uno y de esta forma alejar conflictos a futuro.

Si bien el que recibe el préstamo debe devolverlo para no estar bajo maldición, el que presta igual debe estar preparado para no recibirlo.

Yo bendigo tu vida para que cuando tengas que prestar lo hagas como enseña la Palabra de Dios y alejes todo tropiezo de tu economía y de tus relaciones.

Por Daniel González

2 Comentarios

  1. Por favor no dejen de mandarme el devocional diario me hace muy bien y mucha falta.Gracias por el tiempo que me dedican al mandarme esto tan hermoso y lleno de bendiciones los quiero mucho

    • Hola Maritza. ¡¡Bienvenida!! Gracias a vos por tu pasión y entusiasmo en el Señor. Si a veces no te llega es únicamente por razones laborales nuestras. Bendiciones!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre