hijos-decididosFinanzas – Hijos Decididos 1

 

1. Vendedores.

Le pedí varias veces a algunos vendedores que hagan una teatralización de cómo venden sus productos. Hay casi un patrón común: están mucho tiempo hablando de las bondades de su producto, pero no rematan preguntando al cliente si quiere comprar  el producto. Su propia inseguridad le impide preguntar,  temiendo la negativa del cliente.

Así sucede con los negocios. Hay gente que averigua, pregunta,  estudia, analiza, da vueltas y vueltas, pero su temor, su inseguridad le impide tomar  la decisión final. ¡Es tiempo de decidir comenzar el propio emprendimiento!

 

2. Es Para Vos.

Cuando el pueblo de Israel entró a la Tierra prometida Josué le dio a cada familia su propio territorio,  para que lo labre, lo cultive, coseche. En el plan de Dios no existían trabajadores pobres. Si alguna familia se empobrecía y perdía sus propiedades Dios estableció el jubileo y cada 50 años las tierras volvían a sus  familias  originales. Cada 7 años las deudas quedaban canceladas.

Este plan estuvo ideado para que todos puedan trabajar para su propio negocio  y no esclavizarse trabajando toda su vida para otro,  pagando intereses eternos por sus deudas.

Todos podemos ser “emprendedores”. Es sencillo encontrar oportunidad de negocios. Pero es como aprender a andar en bicicleta… Por más que seamos cuidadosos tendremos  alguna caída. Luego andaremos sin pensarlo.

Las oportunidades  no se ven con los ojos, se conciben en el espíritu, se desarrollan en la mente. Y Dios es el que enciende la luz espiritual para que veas lo que a otros les cuesta ver. Se decidido. No tengas miedo. Sé un emprendedor.

Solamente puedo ver algo realizado en el campo natural si primero lo puedo visualizar en la dimensión espiritual. El emprendedor es un visionario, es un soñador.

José vio muchos años antes a sus hermanos y sus padres honrándolo. Pasó las circunstancias más difíciles que podamos imaginar. Traición, esclavitud,  injusticia, cárcel, ingratitud. Pero el diablo no pudo borrar sus sueños: Llegó a ser primer ministro de la máxima potencia mundial.

Cada persona es un emprendedor, a veces “dormido”. Tenemos que “desarrollar” esa capacidad que Dios nos dio.

 

3. Paso a Paso.

Los chinos dicen que  un viaje de mil millas comienza con un corto paso. Para aprender caminar un niño da un pequeño pasito ante la mirada entusiasta de sus padres y abuelos. Todo aquél que quiera transformarse en emprendedor necesita ir dando distintos pasos:

A. Vencer la Realidad.

  • ¿Cuál es la verdad? ¿La que perciben nuestros sentidos o la que vemos en nuestro espíritu? Fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
  • ¿Cuál es la verdad? ¿El informe médico o la Palabra que declara  que Jesús sana todas tus enfermedades?
  • ¿Cuál es la verdad? ¿Lo que te dice tu billetera o lo que ves con los ojos de la fe?

Hay que vencer la falta de dinero. El dinero no es el problema. El problema es espiritual. Es mental. El que está atado no puede vencer a los problemas.

Los discípulos eran presa fácil de la realidad. Las tormentas los atemorizaban. Las circunstancias los dominaban. Pero Jesús hacía que los vientos le obedezcan, que los peces vengan a las redes. Lo sobrenatural controla lo natural. La realidad espiritual controla a la realidad sensorial. Tenemos que tener un espíritu soñador.

Hay que ser creativos con nuestras palabras, imaginativos con nuestra mente. Fuimos hechos a imagen de Dios. Dios creó con Sus Palabras. El hombre tiene también  creatividad. Pero el diablo tiene a muchos atados por sus problemas y circunstancias. ¡Es tiempo que tomes autoridad  y calmes los vientos que soplan alrededor de tu vida!

Hay negocios que hasta se pueden hacer incluso sin dinero. O con muy poco. Pero tenemos que estar despiertos.

No te apresures a decir “no puedo”. No acudir compulsivamente a pedir al Banco. La mayoría de la gente permite que la falta de dinero le impida hacer el negocio.

No tener miedo a las complicaciones. A veces cuanto más enredada está la cosa mejor negocio, porque asusta a la mayoría, pero no a un emprendedor.

Y cuanto más “seguro”  es,  menos se gana. La inversión menos rentable  y más “segura” fue la que hizo el discípulo de Mateo 25: “escondió” el dinero que Jesús le dio para que haga negocios. ¡Y vaya si recibió un reto!

“Debías haber dado mi dinero a los banqueros…” nos da la pauta que para Jesús había mejores inversiones que esta. (Mateo 25.27). El Banco es “seguro” pero se gana poco.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Padre Rico, Hijo Pobre”

Por Aldo Martín

Lee Hijos Decididos 2

Lee Hijos Decididos 3

Lee Hijos Decididos 4

2 Comentarios

  1. TODA PERSONA QUE QUIERE EMPRENDER UN NEGOCIO, PRIMERO DEBE DE CONSULTARLO A DIOS, SEGUNDO TENER FE, QUE TODO VA A SALIR BIEN Y TERCERO OBTENDRA LOS RESULTADOS PARA TENER UN NEGOCIO FRUCTIFERO, Y DAR TESTIMONIO PARA OTROS. ///ESTE EXITO SOLO LO DA DIOS///

    • Hola Zulenys. ¡¡Bienvenida!! Y no te olvides de la responsabilidad, la honestidad, la constancia, y el compromiso para que ese negocio avance.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre