“Hay quienes reparten, y les es añadido más; y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza” (Proverbios 11.24)

Aquel que reparte yendo una milla extra en lo que hace se le añadirá más, y el que retiene más de lo que corresponde, terminará en la pobreza.

Empleados:

  • No llegar tarde.
  • No irse antes de hora.
  • No perder tiempo en el horario de trabajo.
  • Realizar el trabajo con excelencia.
  • Tener buena disposición a las directivas.

Comerciantes:

  • Asesorar al cliente antes de realizar la venta.
  • Aceptar cambios y hasta devolver el dinero.
  • Respetar los pesos y las medidas.
  • Honrar los compromisos con los proveedores.
  • Ser justos con los empleados (esto es válido para todo tipo de empleadores).

Profesionales y oficios:

  • Cumplir con los tiempos acordados.
  • Cobrar lo justo.
  • Colocar los materiales pactados.
  • Asumir los errores y enmendarlos.
  • Aceptar lo que se sabe y se puede realizar.

No confundirse cuando uno trabaja con hermanos en la fe abusándose por la confianza que genera esta relación, sino haciéndolo aun con mayor esmero por esta condición. Dice 1 de Timoteo 6.2: “Y los que tienen amos creyentes, no los tengan en menos por ser hermanos, sino sírvanles mejor, por cuanto son creyentes y amados los que se benefician de su buen servicio. Esto enseña y exhorta”.

Recordá también que la Biblia enseña que cuando hacemos nuestro trabajo como para Dios de Él mismo recibiremos la recompensa.

Yo bendigo tu vida para que puedas poner por obra estas recomendaciones y se te pueda añadir más, y de esta forma crezcas y progreses en todo lo que hagas.

Por Daniel González

2 Comentarios

  1. Muchas gracias, hermanos por esos bellos y acertodos consejos financieros, que iluminados con la palabra de dios, nos orientan a aplicar ese sano juicio en el manejo del dinero en los diferentes roles en que nos toque desempeñarlos, dios bendiga su loable labor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre