“Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia” (Proverbios 4.7)

Primeramente necesitamos desarrollar sabiduría pero también es imprescindible añadirle inteligencia.

La sabiduría tiene que ver con la toma de decisiones.

La inteligencia tiene que ver con la instrumentación de las decisiones que hemos tomado.

Hay personas sabias pero que carecen de inteligencia, es decir, toman buenas decisiones pero no las instrumentan de manera adecuada. Ejemplos:

  • Son sabios en decidir expandir su negocio pero poco inteligentes al hacerlo, y no pueden disfrutar de equilibrio en sus vidas.
  • Son sabios porque deciden comprar su casa pero no han sido inteligentes en la forma de realizarlo, y se endeudaron más allá de sus posibilidades.
  • Son sabios porque han obedecido su llamado al ministerio pero no han sido inteligentes en desarrollarlo, y han descuidado su familia.
  • Son sabios porque han decidido crecer profesionalmente pero no han sido inteligentes en el cuidado de su salud mientras desarrollaban su profesión.

También hay personas que son inteligentes porque hacen las cosas de manera eficiente pero no son sabios por no ser eficaces dedicándose a las cosas que deberían estar haciendo. Debemos desarrollar sabiduría e inteligencia en todas las áreas de nuestra vida, para que podamos ser bendecidos de forma completa y también ser de bendición a los que nos rodean.

Yo bendigo tu vida con sabiduría e inteligencia, para que puedas hacer lo que Dios manda y también hacerlo como Él lo manda.

Por Daniel González

Artículo anteriorFinanzas – CUIDAR LA IMAGEN
Artículo siguienteSexualidad – SOMOS SERES SEXUALES
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre