Guerra Espiritual – Puertas Abiertas, Entrada Para los Demonios 3

 

Continuemos.

6. La Imposición de Manos.

«No impongas con ligereza las manos a ninguno» (1 Timoteo 5.22).

Cuando una persona impone sus manos sobre otra, se pone en operación una ley llamada: «ley del contacto y de la transmisión». A través de ella, una persona puede transferir el poder de Dios, el poder del enemigo o los espíritus inmundos. Los espíritus inmundos pueden ser transferidos de una persona a otra. Mucho cuidado con quién le impone manos. Considere que quien le imponga manos, sea un hombre o una mujer, un líder o un ministro que esté caminando en santidad e integridad.

Absalón transmitió un espíritu de rebeldía al pue­blo de Israel a través de la seducción. Un falso maestro puede transmitir un espíritu a una persona por medio de una enseñanza falsa.

Así como lo negativo se transmite, también se transmite lo positivo; como lo fue en los casos de Moisés y Josué; Elías y Eliseo. Ellos transmitieron la unción y la sabiduría a sus siervos a través de la imposición de manos.

 

7. Palabras Ociosas.

La palabra del Señor enseña que en la lengua está el poder de la vida y la muerte. Algunas veces, maldecimos y damos lugar a espíritus inmundos a través de nuestra boca. Esto es lo que llamamos maldiciones auto impuestas. Usamos expresiones, tales como: «yo siempre estoy enfermo», «estoy que me muero», «mis hijos son estúpidos y torpes», «yo deseo morirme». Estas palabras ha­bladas imponen maldiciones y esto abre puertas al enemigo.

«Más yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado» (Mateo 12.36-37).

 

8. Alianzas del Alma.

Relaciones con personas impías, negocios frau­dulentos, relaciones ocultas de adulterio y forni­cación, de manipulación y control. Toda relación que sea secreta abre las puertas al enemigo.

 

9. Libros, Videos y Música.

Cierto tipo de libros, películas y música son consagrados al diablo antes de distribuirse y, como resultado, toda persona que los use estará abriendo una puerta a los demonios. Hay muchos grupos musicales del mundo que hacen pactos con el enemigo para que les «vaya bien» en su carrera y para eso, consagran y dedican la música al enemigo.

 

10. Control Mental.

Cuando las personas se exponen a ser hipnotizadas o controladas mentalmente abren una gran puerta para que espíritus inmundos entren, ya que la mente se vuelve pasiva y la voluntad no puede obrar para aceptar o rechazar algo. Otras personas practican la telepatía, el «control mental Silva» para adquirir poderes sí­quicos o mentales), entre otros. El enemigo no entrará a influenciar una persona si ella no le da el derecho legal.

Es la voluntad propia la que le cede el terreno al enemigo y abre puertas a través de las cuales éste envía sus espíritus para influenciarnos. La solu­ción está en reconocer que Dios nos ha llamado a vivir una vida santa y pura, y a desechar todo lo que no proviene de Él; de esta manera, el enemigo no tendrá lugar en nuestra vida.

Extracto del libro “Sanidad Interior y Liberación”

Por Guillermo Maldonado

4 Comentarios

  1. Es muy buena esta enseñanza y reconocer que muchas veces le abrimos la puerta al enemigo sin percatarnos de las maldiciones que podamos acarrear a nuestras vida y nuestra desendencia. Pero esta vencido en el nombre de Jesus

  2. Me encanta la enseñanza la verdad satanas anda como leon rugiente aprovechando cualquier oportunidad que demos al abrir una puerta. Que Dios les bendiga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre