consejos-para-hombresFamilia Cristiana – Consejos Para Hombres 2

 

Continuemos.

3. ¿Es difícil combinar pureza e integridad en la vida diaria del varón?

Es difícil pero no imposible. Para poder hacerlo se necesita ser hombre. Cuando David estaba a punto de morir le dio a su hijo Salomón un consejo muy importante: “Esfuérzate y sé hombre. Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos” (1º Reyes 2:2-3).

Para guardar los mandamientos de Dios y vivir en santidad se requiere ser hombre. Una de las características de los hombres es nuestro deseo de conquista, y no hay conquista más difícil que nuestra carne. Para poder conquistar esta área de nuestra vida es necesario hacerlo de una manera radical (Mateo 5:29) y a la vez disciplinada, es decir, de una manera inteligente.

El apóstol Pablo nos dice en 1º Corintios 9:26 “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire».

Muchos hombres pasan sus días corriendo como a la ventura o golpeando el aire, no tienen metas específicas acerca de las cosas que les gustaría superar en sus vidas. Como hombres buscadores de integridad cada mañana debemos estar conscientes de las áreas en las que somos débiles para no acercarnos a ellas.

 

4. ¿Qué retos enfrenta el varón de hoy?

El principal tiene que ver con una crisis de identidad, el ser hombre o no serlo, el tomar nuestro papel de líderes o abandonarlo, el seguir sus impulsos naturales de liderazgo o sucumbir a la presión de ser un “buen hombre”.

El “buen hombre” nunca alcanzará sus metas en la vida porque para hacerlo se necesita tener piel de cocodrilo para aguantar los golpes y el “buen hombre” es muy sensible.

El “buen hombre” nunca podrá dirigir su casa con autoridad porque el “buen hombre” no sabe cómo actuar bajo presión, ni sabe tomar decisiones por sí solo.

Es interesante que aunque muchas mujeres empiezan la vida matrimonial diciendo que quieren un “buen hombre” y cuando domestican a su marido terminan menospreciándolo.

Cada mujer en lo más profundo de su corazón está buscando en el marido el padre que conoció o que quiso conocer siendo una niña. El padre que la protegía, que la amaba, el padre fuerte y sabio, que siempre sabía cómo actuar y que decidir. Cada hombre debe tratar de llenar esta necesidad en la vida de su esposa, pero para lograrlo tenemos que ser hombres fuertes.
Esta es la principal crisis del hombre cristiano moderno.

Hay otras crisis que tiene que ver con el bombardeo de imágenes sexuales de las que es víctima el hombre a través de los diferentes medios.

Muchos hombres son esclavos de la pornografía u otras adicciones de tipo sexual. Es interesante notar que el área donde se encuentran nuestros órganos sexuales, es también donde descansa toda nuestra estructura ósea, y aquí hay un principio muy importante, si esta área física se ve afectada, todos nuestros huesos sufrirán las consecuencias, de la misma manera cuando el hombre tiene problemas en el área sexual, tendrá problemas en todas las demás áreas de su vida. Hay hombres que andan apagando fuegos por otros lados, sin saber que la solución está en arreglar el problema de tipo sexual.

(CONTINÚA…)

Por Jesús Adrián Romero

Lee Consejos Para Hombres 3

Lee Consejos Para Hombres 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre