consejos-para-hombresFamilia Cristiana – Consejos Para Hombres 4

 

Continuemos.

10. ¿Qué papel debe jugar el padre en la vida de sus hijos?

El padre es el principal representante de Dios en la vida de los hijos. La mente de un niño no puede entender con claridad el concepto de Dios como espíritu, pero cuando lo ve reflejado en la vida del padre le es más fácil entenderlo. De la misma manera el mal ejemplo de un padre crea en la mente de un niño una imagen distorsionada de Dios.

Otro papel y muy importante que juega el padre en la vida del niño es el de darle afirmación. Como hombre tenemos una necesidad que solo un padre puede suplir y es el encaminarnos en la vida como hombres, ser afirmados.

Jesús mismo cuando estuvo en la tierra tuvo la necesidad de ser afirmado. Cuando estaba a punto de iniciar su ministerio terrenal y se encontraba en el río Jordán siendo bautizado por Juan el Bautista, podemos imaginarnos a Jesús como cualquier otro hombre, En él había temores y angustias. Él sabía que este ministerio que estaba a punto de iniciar lo llevaría a la muerte, y es en ese momento crucial de su vida cuando el Padre lo afirma. Cuando fue bautizado, los cielos se abrieron y el Espíritu Santo descendió en forma de paloma confirmando el amor del Padre (Lc.3:22).

El Padre dice tres cosas acerca de su Hijo Jesús. Eres mi Hijo: Una demostración de orgullo. Amado: Una demostración de afecto. En ti tengo complacencia: Una demostración de placer. Si Jesús siendo el Hijo de Dios y teniendo treinta años de edad necesitaba esa afirmación, todo niño y joven también la necesita.

 

11. ¿Cómo podemos expresar amor y disciplina al mismo tiempo?

Esas son dos palabras inseparables. No podemos amar a alguien y no disciplinarlo, el padre que ama a su hijo lo disciplina, de la misma manera no podemos disciplinar a alguien si no lo amamos. Es por eso que la disciplina debe ser aplicada siempre por los padres, o por personas que realmente aman a nuestros hijos. Muchos padres provocados por la ira han lastimado sus emociones.

El amor, más que un sentimiento es la decisión de hacer siempre lo correcto a favor de nuestros seres amados. El que ama a su hijo quiere lo mejor para él. Sabrá cuando esperarse si la impaciencia le ha ganado y su disciplina puede ser injusta.

 

12. Como líder ¿cómo podemos desarrollar un ministerio efectivo, sin fallar como esposo y padre efectivo?

¿Por qué muchos andan ganando miles de vidas pero perdiendo su alma?

Es muy importante establecer prioridades para distribuir sabiamente nuestro tiempo y no caer en extremos. Mis prioridades son:

  • Dios
  • Mi familia
  • Mi cuerpo (buena salud)
  • El ministerio o Trabajo

La regla es esta. Se puede sacrificar en orden ascendente pero nunca en orden descendente, es decir puedo sacrificar, mi ministerio, si interviene con mi salud. Puedo sacrificar mi ministerio y mi salud por proteger a mi familia, puedo sacrificar el ministerio, mi salud y aún mi familia por Dios. En orden descendente no funciona; nunca sacrificarías a Dios por tu familia, tampoco sacrificarías a la familia por tu salud y así sucesivamente.

Nótese que después de Dios lo más importantes en la vida de un hombre debe de ser su familia. De la misma manera lo menos importante en la lista de prioridades es el ministerio. De hecho no se puede llevar a cabo un ministerio efectivamente, si las otras áreas de nuestra vida son incongruentes.

 

13. ¿Vale la pena “triunfar”, aunque tengas que sacrificar a tu familia?

Ese triunfo será el fracaso más grande. El apóstol Pablo hablando acerca de las características de los lideres dice que (lenguaje parafraseado), él que no puede cuidar su casa no puede ser un líder. El hogar viene a convertirse en la prueba máxima para los hombres que desean tener verdadero éxito. Quien ha triunfado en su casa, llevará ese mismo concepto de familia a su empresa y negocio y todos serán beneficiados.

Por ultimo un consejo que desafíe la mente del hombre, que provoque un cambio total en su manera de pensar.

Como hombres nuestra identidad está muy relacionada a nuestros órganos sexuales. El miembro sexual del hombre en el momento de la erección habla de empuje, fuerza, penetración y conquista. Estas mismas características describen lo que debe ser el carácter del hombre. Empuje, fuerza, penetración, y conquista en los negocios, en los deportes, en el trabajo, en el matrimonio y en la iglesia, ese debe ser el sello del hombre de Dios.

La llamada crisis de la edad media tiene que ver con la frustración de hombres que no vivieron de esa manera, no empujaron y en vez de ser fuertes, fueron débiles, no conocieron la conquista o el triunfo y les llego la edad media y se vieron a sí mismos fracasados.

Como hombres tenemos que aceptar que fuimos creados por Dios para la conquista ¡No esperes más! ¡Vamos a la conquista!

Por Jesús Adrián Romero

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre