Hombres Cristianos – El Futuro de tu Esposa 2

 

Continuemos.

La Sabiduría Para Llegar al Futuro.

Una de las cosas más importantes que tu esposa necesita para el futuro es la sabiduría para saber llegar allá. La vida puede descon­trolarse con bastante rapidez, y cuando no tenemos la sabiduría y revelación de Dios, podemos apartarnos del camino. Tu esposa necesita sabiduría con las finanzas, sabiduría para distinguir entre la verdad y las mentiras, sabiduría para saber cuándo alguien es digno de confianza, sabiduría para estar en el lugar adecuado en el momento adecuado. La mujer perfecta en la Biblia disfrutaba de mucha sabiduría, pero tal sabiduría no se adquiere sin oración (Proverbios 31:26).

La mayoría de las decisiones que una mujer hace a través del día, se hacen con bastante rapidez. Ella necesita tener la sabiduría del Señor para tomar bien esas decisiones. «Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada» (Santiago 1:5). Si le pides a Dios sabiduría, discernimiento y entendimiento a favor de tu esposa, ella recibirá el conocimiento de Dios. Tal conocimiento la ayudará a ver quién es ella en el Señor. La sabiduría la guiará hacia el lugar donde necesita llegar. ¿Qué otra cosa necesita ella para el futuro?

Si tienes la sabiduría, el discernimiento, el entendimiento y el conocimiento de Dios, no tienes que preocuparte por el futura Yo solía desesperarme por el mío porque lo único que podía ver eran la circunstancias del momento. Pero cierto día el pastor Jack Hayford me dijo: «No permitas que el lugar donde estás se convierta en una profecía del lugar donde te vas a quedar».

¿No te parece fabuloso? Si en este momento tu vida no está de acuerdo con lo que deseas, eso no significa que así será siempre. Nosotras las mujeres tenemos la tendencia de temer que las cosas nunca van a cambiar. El pastor Jack también dijo: «No juzgues tu futuro según las personas que en el día de hoy están apostando a que no tienes un futuro».

No tenemos que preocuparnos por cualquier terrible predic­ción que alguien emitió sobre nuestro futuro. No tenemos que preocuparnos por lo que el periódico, la bolsa de valores, el veci­no, el compañero de trabajo o la tía Margarita hayan dicho sobre nuestro futuro. Solo tenemos que saber qué dice Dios sobre nues­tro futuro.

Dios dice que necesitamos tener una visión. Así que debemos pedírsela a Él. Pero recibir una visión de Dios sobre nuestro futuro no significa que Él nos va a revelar cada detalle de lo que está por delante. Él solo promete revelarse a nuestras vidas cuando lo bus­quemos. Y eso es así porque Él no desea que conozcamos el futuro, sino que lo conozcamos a Él. Dios es nuestro futuro. Cuando lo co­nocemos, Él nos guía al futuro que tiene reservado para nosotros.

Por lo tanto, orar para que tu esposa tenga una visión de lo que debe ser su vida no significa que va a saber todo lo que viene. Solamente significa que ella va a estar consciente de que tiene un futuro, y que es un buen futuro. Y eso es suficiente.

El futuro es tan incierto, que aunque todo marche bien, no podemos enorgullecemos al respecto. En un instante todo puede cambiar, y entonces nuestras vidas cambiarán para siempre. Y esto es así porque el enemigo nunca cesa de hacer planes para nuestro futuro. Constantemente tenemos que estar velando en oración para asegurarnos de que nuestro futuro está bien protegido en las manos de Dios y que Su plan prevalecerá.

Cuando ores por el futuro de tu esposa, recuerda que también es tu futuro. Tu futuro no es independiente del de ella, ni el de ella está separado del tuyo. Ambos están entretejidos. Esta es la razón por lo cual las oraciones que elevas a favor de tu esposa tienen la garantía de que rendirán beneficios que te harán sentirte seguro por el resto de tu vida. Si continúas invirtiendo en el futuro de tu esposa por medio de tus oraciones, te garantizo que sus vidas serán enriquecidas con bendiciones de parte de Dios.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “El Poder del Esposo que Ora”

Por Stormie Omartian

Lee El Futuro de tu Esposa 3