Hombres Cristianos – Domino Versus Tiranía 3

 

Continuemos.

Después de la Caída, tanto el hombre como la mujer todavía gobernaron, pero la relación entre ellos fue distorsionada. En lugar de igualdad, existió un desequilibrio. La mujer ahora tenía un deseo por su marido, el cual se convirtió en un ser controlador porque parecía que jamás podía estar satisfecho.

Dios también dijo que el hombre iba a desarrollar una actitud de gobierno por encima de la mujer. Esto no era parte del plan de Dios; sin embargo, debido al pecado, la percepción torcida que el hombre tenía de la vida le iba a causar el deseo de dominar a la mujer, y debido al pecado, la mujer iba a desear continuamente hacer cualquier cosa a fin de mantenerlo con ella.

 

8. Se Rompió la Relación con la Tierra.

Adán y Eva también perdieron la relación armoniosa que tenían con la tierra. Ellos perdieron el derecho que tenían para vivir en el medio ambiente controlado del Jardín del Edén, en el cual ellos estaban aprendiendo a tener dominio sobre la tierra, y por lo tanto, ahora, ellos tenían que vivir bajo condiciones muy hostiles.

En Génesis 3:17-18, Dios le estaba diciendo a Adán: «Es la tierra la que realmente va a sentir el impacto de su desobediencia. Y por causa de esto, ustedes van a tener que luchar para sobrevivir en ella».

En estas consecuencias del pecado, la relación rota entre Adán y Eva, y de ellos con la tierra que ahora está bajo maldición, podemos ver el plan de Satanás para tratar de despreciar los propósitos del dominio de Dios. Él tenía miedo del poder que iba a salir a través del hombre y de la mujer, unidos en los propósitos de Dios.

El diablo tampoco quería que se esparciera el Jardín de Dios por todo el mundo; el diablo quería que su propio reino caído fuera el que se propagara y prevaleciera. Por lo tanto, él buscó distorsionar la relación entre los hombres y las mujeres, y buscó limitar al Jardín del Edén por medio de traer una atmósfera de espinos y cardos al resto de toda la tierra.

Jesús se refirió al diablo como «el príncipe de este mundo» (Juan 12:31), debido a que, a través de la Caída, la raza humana vino a quedar controlada por el «espíritu de este mundo» (1 Corintios 2:12), en lugar de ser controlada por el Espíritu de Dios. Pero a pesar de la Caída, el propósito de Dios nunca cambió. Su diseño original todavía permanece.

En el mismo momento en que la humanidad rechazó el propósito de Dios, Dios prometió un Redentor (Génesis 3:15). El Redentor iba a restaurar la relación y el compañerismo entre los hombres y las mujeres. Cristo Jesús es ese Redentor, y es debido a Él que los hombres y las mujeres pueden regresar al diseño original que Dios tenía para ellos.

Cristo Jesús vino a redimirnos del espíritu de este mundo para que nuevamente podamos cumplir con los propósitos de Dios. Podemos decir que Él es el Representante Legal del Fabricante. El vino como un Distribuidor Autorizado para restaurar las especificaciones del Fabricante a sus productos. El propósito, la paz y todo el potencial pueden ser devueltos a la raza humana. Nuevamente podemos tener un verdadero dominio sobre la tierra, pero sólo a través de Cristo Jesús.

 

9. Se Perdió el Entendimiento del Dominio.

Dios creó al hombre y a la mujer para que dominaran la tierra, y no para que se dominaran el uno al otro. Sin embargo, la Caída ha causado que perdamos el concepto de lo que significa compartir las responsabilidades y de lo que significa el respeto. Aunque ambos, tanto el hombre como la mujer, reflejan una tendencia controladora en sus propios caminos, yo quiero enfocarme aquí, en cómo todo esto afecta al hombre en general.

A través de toda la historia, esta tendencia ha menospreciado el verdadero propósito del varón, y ha dado como resultado el esparcimiento de la desvaloración de las mujeres, impidiendo que tanto los hombres como las mujeres puedan llegar a cumplir sus propósitos en Dios.

 

10. El Temor a Mostrarse Como una Persona Débil.

Los hombres han perdido el conocimiento del motivo para el cual los creó Dios. Ellos han confundido el poder con la fuerza. Déjame explicarte lo que quiero decir.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder de los Hombres”

Por Myles Munroe

Lee Dominio Versus Tiranía 4

Lee Dominio Versus Tiranía 5

Lee Dominio Versus Tiranía 6

Lee Dominio Versus Tiranía 7

Lee Dominio Versus Tiranía 8

Lee Dominio Versus Tiranía 9

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre