Hombres Cristianos – La Tarea del Hombre 4

 

Continuemos.

El hombre está hecho en todos los aspectos para proteger. Su estructura física es prueba de ello, pero de la misma manera lo es su capacidad mental. La manera como él está estructurado psicológicamente indica que está diseñado para proteger. Estamos seguros de que, como hombre, Dios te ha capacitado para poder llevar a cabo cada propósito y cada función que has recibido de parte de Él.

Hay un aspecto final del hombre como proveedor y como protector que yo quiero que tú reconozcas. Antes de que viniera la mujer, Dios le dio al hombre una última responsabilidad en Génesis 2:19-20.

¿Sabías tú que el concepto hebreo de nombrar cosas, de hecho significa poseerlas? Esta idea es muy importante en la Biblia. ¿Por qué es que Dios le dijo al hombre-varón que le pusiera nombre a los animales? ¿Por qué es que Dios mismo no fue quien les puso sus nombres? Se debe a que cualquier cosa que tú le pones nombre, tú la puedes poseer. Todo aquello a lo que tú le pones nombre, tú lo puedes controlar. Muy interesante. Por esta razón es que Dios le puso nombre al varón.

Dios nos llamó Sus hijos debido a que Él siempre quiere tener derechos sobre nosotros. Nosotros Le pertenecemos, «porque en El vivimos, nos movemos y existimos» (Hechos 17:28). Nadie más tiene ningún derecho sobre ti debido a que Dios mismo es quien te puso nombre. ¿Puedes entender que esta es la razón por la cual Satanás no tiene ningún derecho legal sobre ti? Tú ya has sido nombrado, de tal manera que él ya no puede ponerte otro nombre.

Esta idea es la razón de por qué Dios se aseguró que ni María ni José le pusieran nombre a Jesús. Dios personalmente le puso Su Nombre a Su Hijo. ¿Por qué? Dios no quería que los padres terrenales de Jesús llegaran a poseerlo. Él sabía que iba a llegar el día cuando Jesús iba a cumplir doce años de edad, y que su madre le iba a preguntar, «¿Por qué nos dejaste, Hijo?», y que Él iba a contestar: «Debo estar en los negocios de Mi Padre». «Él Me puso Nombre. Ustedes no fueron los que me pusieron Mi Nombre» (Lucas 2:48-49).

¿Te puedo llevar un paso más hacia delante? Esta es la razón por la cual Dios no le puso su nombre a la mujer. Él quería que el hombre fuera totalmente responsable por ella. Esta es la razón de que, en un matrimonio, la mujer, por tradición, toma el apellido de su esposo. Esto significa que él es responsable por ella.

Los verdaderos hombres tienen mucho cuidado al ponerle nombres a las cosas, debido a que ellos conocen la verdad de este principio: todo lo que tú le pones nombre, tú lo puedes reclamar; y todo aquello que tú puedes reclamar, está bajo tu responsabilidad. Hombres jóvenes, no tengan tanta prisa en tener una mujer, porque a quien ustedes le den su apellido, ustedes van a tener que amarla y apreciarla; cuidarla y protegerla; proveerle y trabajar para ella.

Mujeres jóvenes, la siguiente vez que venga un hombre y quiera darles su apellido, ustedes deben ver si quieren ser reclamadas por este hombre. Revísenlo muy bien. Díganle, «¿Acaso me puedes sostener? ¿Puedes tú proveer lo que yo necesito?» Y no me estoy refiriendo sólo al dinero. Estoy hablando de comodidad, de conocimientos, de estímulo intelectual, de protección y de seguridad.

Deben preguntarle, «¿Acaso tú puedes proveer todas estas cosas para mí?» Muchos hombres tienen dinero, pero carecen del mínimo sentido común. Tú no quieres a un millonario tan tonto. Lo que tú quieres es un verdadero hombre-varón.

 

Conclusión.

Las tareas que han sido asignadas al varón revelan seis propósitos específicos para los cuales Dios creó al hombre: visionario, líder, maestro, cultivador, proveedor y protector. Si cada hombre pudiera vivir estas seis cosas en su vida, podría comenzar a darse cuenta de su verdadero propósito como varón.

Cualquier hombre que no entiende estos elementos, va a experimentar una gran frustración, la cual ya algunos de ustedes están experimentando en este momento. Ser un hombre fuerte significa descubrir, entender y cumplir estos aspectos básicos del propósito.

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder del Hombre”

Por Myles Munroe

2 Comentarios

  1. Quisiera poder recibir mas informacion de este tema «La responsabilidad y bendicon de Dios en el hombre Varon».

    Hay una lucha en mi interior para ser proveedor y protector.

    Soy padre y si Dios quiere un dia quiero formar una familia en Cristo, una familia con base espiritual.

    Saludos cordiales..

    Jorge Rangel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre