Hombres Cristianos – Principios Para Encontrar Tu Propósito 3

 

Continuemos.

Permítanme usar el matrimonio como una ilustración nuevamente. ¿Sabes tú lo que muchos matrimonios son actualmente? Sólo son unos grandes experimentos. «Yo realmente no sé para qué sirve una esposa, pero ya soy suficientemente grande como para casarme, así que voy a buscar una esposa». Tú te casas sólo porque ya cumpliste 25 años de edad.

Bueno, y después, ¿qué pasa? ¿Acaso sabes tú lo que tienes en las manos? «No, pero ella se mira muy bonita». ¿Para qué sirve una esposa? «Oye, hombre, para tener sexo y para limpiar la cocina». Este es un gran experimento. ¿Pero sabes una cosa? Después de tres semanas, tú te das cuenta de que ella no está de acuerdo con tu definición de la palabra esposa. El experimento no está funcionando. Ella no está lavando los platos, y tampoco quiere ser objeto de sacrificio cada noche. Ella empieza a pedir cosas como tiempo para sí misma. Ella quiere amor, afecto y atención. Ella quiere aprecio. «Hey, yo no compré todo eso con el mismo precio». Bueno, mi amigo, el matrimonio no es una carrera de pruebas solamente.

Cada vez que tú no conozcas el propósito de alguna cosa, tú sólo vas a estar experimentando con ella. Esto es lo que mucha gente—especialmente mucha gente joven— están haciendo con la vida. Ellos faltan a las clases, y se pasan el tiempo en fiestas, y entonces, pierden el año. Ellos experimentan con el sexo y con la identidad sexual, y terminan teniendo todo tipo de problemas. Ellos experimentan con las drogas, y terminan lastimando su cuerpo.

A mí me gustaría decirle a la gente joven que está leyendo: si tú quieres saber el por qué naciste, la peor gente a quien tú puedes preguntar son tus amigos, debido a que tus amigos también están tratando de encontrar la razón de por qué están aquí. Si tú quieres saber la razón de tu existencia, no se lo preguntes a otro producto; pregúntale al Fabricante. Todos los demás sólo están tratando de adivinar la respuesta.

Tú nunca dejarías que un mecánico inexperto trabajara en tu automóvil, ¿qué me dices con relación a tu vida? No existe psicólogo o psiquíatra alguno que me conozca verdaderamente. Dios escribió un libro acerca de Su producto, y ese producto soy yo.

Repítete a ti mismo, «Yo soy un producto muy costoso. Yo no voy a permitir que nadie experimente conmigo». Es algo muy peligroso el ponernos a experimentar con este artículo tan valioso llamado vida.

Por lo tanto, si algún hombre quiere conocer su razón o motivo de vivir, él debe acudir a Dios y a Su Manual y nunca a otros hombres.

6. Encontramos el Propósito Solo en la Mente de Nuestro Creador.

Si tú recuerdas este principio durante toda tu vida, tú podrás estar a salvo: antes de comprar algo, revísalo para ver quién lo construyó. De inmediato, tú vas a poder saber lo que estaba en la mente del creador o fabricante.

Necesitamos poder entender la mente de nuestro Creador. ¿Cómo podemos hacer esto? Por medio de aprender la manera como El piensa. La única manera en que nosotros podemos tener éxito es por medio de descubrir y vivir en los propósitos de nuestro Creador, pasando a través de una transformación aun en la forma en que pensamos de nosotros mismos, para que lleguemos a hacerlo basados en las intenciones originales que Él tiene para nosotros. Esta transformación viene a través de la renovación de nuestra mente (Romanos 12:1-2).

Los caminos de Dios van a transformar tu espíritu, tu mente y tu apariencia. Cuando tú te presentas delante de Dios y aprendes de Él, tú vas a comenzar a entender Su propósito (Salmo 19:7).

Tú no debes acercarte a Dios sólo porque eso es la cosa religiosa que se debe hacer o que «todos» están haciendo. Tú debes acercarte a Dios porque tú quieres encontrar la manera para no seguir desperdiciando tu vida. Nadie te conoce tan bien como Aquel que te creó. Este es el punto a seguir.

Somos tan especiales para Dios que Él mandó a Su Unigénito Hijo para que muriera por nosotros. Debe haber algo único y especial en cada uno de nosotros para que Dios quiera que recibamos salvación para que podamos cumplir con el propósito para el cual Él nos dio la vida. Necesitamos buscar a Dios con todo nuestro corazón para poder descubrir ese propósito (Jeremías 29:13).

Por lo tanto, el hombre va a poder cumplir su propósito sólo si él busca, con todo su corazón, la mente de su Creador. Cuando los planes de Dios se descubran delante de él, su vida que ha estado hecha pedazos se va a convertir en un conjunto completo y ordenado, y él va a poder llegar a ser el tipo de hombre que estaba diseñado a ser desde un principio.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder del Hombre”

Por Myles Munroe

Lee Principios Para Encontrar Tu Propósito 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre