Hombres Cristianos – Principios Para Encontrar Tu Propósito 4

 

Continuemos.

7. El Propósito de Dios es la Clave para Nuestra Realización.

Tú nunca podrás estar total y completamente satisfecho hasta que tú llegues a encontrar tu propósito y que comiences a vivir en él. Tú nunca podrás hacer lo que estás supuesto a hacer hasta en tanto tú descubras lo que tú debes hacer. Y si tú haces aquello que no estás supuesto a hacer, tú nunca te sentirás satisfecho. Tú estás perdiendo el tiempo. Tú estás abusando de tu vida. Deja de hacer esto ahora mismo.

Algunas veces las personas se sienten tristes porque han desperdiciado tanto tiempo. Si esta es tu situación, no te desanimes. Una de las cosas maravillosas acerca de Dios es que Él tiene la manera de restaurar los años que la langosta ha devorado (Joel 2:23-26.) Cuando tú acudes a Él, Él sabe cómo hacer para que recuperes el tiempo que has perdido.

Pero Dios preferiría que lo siguiéramos a Él y que conociéramos nuestro propósito toda nuestra vida. Por esto la Palabra de Dios dice muy fuertemente todos nosotros: «Acuérdate de Dios ahora mismo (Eclesiastés 12:1) y no, cuando ya hayas acabado de divertirte y hayas arruinado tu salud con drogas, con alcohol y con tabaco y tengas que decir, «Bueno, ya estoy muy enfermo; ahora mejor voy a buscar a Dios».

No esperes hasta que has echado a perder toda tu vida para acordarte de Dios. «Acuérdate, pues, de tu Creador en los días de tu juventud». ¿Por qué? Porque Dios quiere que te acuerdes del Fabricante desde temprana edad para que Él pueda poner tu vida en el curso y en la dirección correcta para todo el resto de tu vida.

Dios no dice, «Acuérdate de la universidad». El no dijo, «Acuérdate de lo que tus amigos te están diciendo». Ellos sólo pueden darte opiniones acerca de lo que deberías hacer. Dios dijo, «Acuérdate de tu Creador, del Fabricante, del Único que te creó. Acuérdate de Él desde tu temprana edad, desde que eres joven». ¿Por qué? Para que los días malos no te roben tu vida.

¿Acaso no sería maravilloso poder vivir cada día en forma efectiva, haciendo exactamente aquello para lo cual tú naciste? No existe satisfacción o realización alguna si no conoces tu propósito.

Si tú sabes hacia donde te diriges, entonces, cuando alguien no entiende el motivo de que haya todo ese lodo, todos esos escombros, el agua y el hoyo, eso ya no importa. Puede ser que todo no se vea bien, pero como tú puedes ver, esto es parte del proceso. Algunas veces, el proceso es muy desordenado. Cuando te encuentras en medio del proceso, tu vida puede parecer como que no está llegando a nada. Pero toma nota muy cuidadosamente: hay un dibujo para ti. Dios lo ha dibujado especialmente para ti en Su Palabra.

Cada vez que tú te veas enredado en medio del lodo y de los escombros, cada vez que te sientas desanimado, tú puedes ver ese dibujo.

Dios está en el negocio de construir y edificar nuestra vida y a nosotros mismos. Él es el Contratista. Algunas veces, Él te dirá que hagas algo y Él no te va a dar muchas explicaciones acerca de eso.

Tú tal vez te encuentras en este momento en medio de algo que Él te dijo que hicieras, pero que tú no entiendes; y parece que no tiene mucho sentido. Tú estás diciendo, «Esto no es lo que yo le pedí». Tal vez es tu trabajo. Tal vez es tu matrimonio. Pero cuando tú estás buscando a Dios y los propósitos de Dios, Él está diciendo, «No te rindas. Tú no entiendes. Sólo mantente en dónde estás. Estamos construyendo algo aquí».

Si él está viviendo en los planes que Dios tiene para él, ya ha encontrado la clave para su existencia.

Dios Colocó su Propósito Dentro de Ti

El llegar a ser lo que Dios ha propuesto acerca de ti no sólo te va a permitir vivir efectivamente, pero también te va a permitir adorar a tu Creador, quien te ha dado ideas, talentos, recursos y la energía para poder cumplir Sus deseos y Sus planes para tu vida.

Dice Proverbios 20:5: «Como aguas profundas es el consejo en el corazón del hombre». Esto significa que tu propósito se encuentra dentro de ti. Sin embargo, para que lo puedas sacar, tú necesitas la ayuda de la sabiduría y de la revelación de Dios, porque tu propósito nació y fue creado en la mente de tu Creador.

Recuerda que Dios creó al hombre con un propósito específico en mente, y que Él lo diseñó en forma única para ese propósito. Por lo tanto, el hombre posee características y cualidades que son necesarias para su funcionamiento y para su realización como hombre. Más aun, cuando un hombre llega a identificar y entiende y aplica en forma efectiva, y manifiesta estas características en su vida y en sus relaciones, la mujer también va a experimentar la realización que ella tanto ha deseado.

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder del Hombre”

Por Myles Munroe

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre