Educación Sexual – El Aparato Reproductor Masculino 1

 

 

El Aparato Genital Masculino.

Está compuesto por: El pene. Dos testículos. Dos epidídimos. Dos canales deferentes. Dos vesículas seminales. La próstata. La uretra.

 

1. El Pene.

Es un órgano eréctil de forma cilindrocónica que en estado de fla­ccidez puede medir entre 8 y 10 cm y un diámetro de 3 cm. Puede ser grueso o fino, largo o corto, dependiendo del sujeto. En estado eréctil puede llegar a medir de 14 a 17 cm, 4 cm de diámetro y 12 de circunferencia.

El tamaño del cuerpo no tiene que ver con el tamaño del pene ni su tamaño debe estar asociado a la fuerza, masculinidad u hombría.

Las dos terceras par­tes del pene no son visi­bles y se hunden dentro de lo óseo.

El tamaño en flacci­dez puede variar, aunque en el momento de la erección suelen tener un tamaño igual. El tamaño del pene no modifica en absoluto el placer que pueda sentir la pareja. Para muchos, el tamaño de su pene es una actitud de hombría, aunque sa­bemos que la masculinidad no tiene que ver con el tamaño de absolutamente ningún miembro de nuestro cuerpo.

También sabemos que el pene más grande no proporciona mayor placer a la mujer, ya que la vagina es un órgano elástico que se adapta al tamaño del pene. Hay la creencia de que a mayor pene mayor virilidad, por lo que poseer un pene pequeño puede esconder la mayoría de las veces sentimientos de inferioridad proyectados a su pene.

El pene cumple dos funciones básicas: el de la micción y el de la reproducción. Al estar flácido puede transportar la orina para ser eva­cuada, cuando está erecto y duro puede penetrar en la vagina y depositar los espermatozoides.

El pene es un tubo de tejidos. Está compuesto de cuerpos cavernosos y el cuerpo esponjoso. Los cuerpos cavernosos son dos y terminan en un engrosamiento llamado glande; se llaman cavernosos porque están compuestos por pequeñas cavernas capaces de retener la sangre. El cuerpo esponjoso contiene y protege a la uretra.

Estos tres cuerpos están rodeados y protegidos por la fascia de buck.

El tejido conectivo se compone por la piel y la fascia que envuelve y protege las estructuras interiores del pene.

La cabeza del pene se llama glande y es muy sensible al tocarla. Al nacer, el glande está cubierto con un pliegue de piel que se llama prepucio, justamente la circuncisión consiste en cortar una parte del prepucio.

Cuando el pene está fláccido, las cavernas y las arterias están vacías y cuando se produce la erección las arterias se dilatan y las válvulas de las venas se cierran. Son las arterias las que se cierran por contracción muscular involuntaria y las que llevan la sangre a las cavidades de los cuerpos cavernosos.

Para que se produzca el fenómeno de la erección se requiere que aumente el aporte de sangre a los cuerpos cavernosos y esponjosos. Se puede producir entre los 5 y 10 segundos nerviosos.

El pene tiene un sistema vascular de llegada: arterias; y un sistema vascular de salida o drenaje: venas.

Las arterias principales son: las cavernosas y las dorsales.

Las venas dorsales son: profunda y superficial.

También es importante señalar que tanto las emociones de bronca, resentimientos, miedo, vergüenza, etc. pueden interrumpir, inhibir rápi­damente la erección y la capacidad erectiva.

El cuerpo esponjoso es una estructura blanda que envuelve la uretra, el conductor de la orina y el semen. En su extremo está el glande, zona ultrasensible ya que es la que posee una cantidad mayor de nervios sensores.

La uretra es un pequeño tubo que lleva la orina desde la vejiga hasta la expulsión.

 

A. Reflejos Nerviosos.

Tiene un papel preponderante. El reflejo tiene un componente sen­sitivo (que lleva información a la médula) y un componente motor que desencadena una reacción muscular.

La erección se encuentra bajo el control del sistema nervioso autó­nomo del parasimpático.

Este reflejo se activa cuando los genitales son estimulados físicamen­te y envían impulsos a la médula, los cuales a través de los nervios parasimpáticos dan la orden de «abrir» las arterias.

La erección puede ocurrir sin que exista estimulación física.

 

B. El Escroto.

También llamadas bolsas, tienen una longitud de 8 a 10 cm. Su función es la de contener a los testículos y regular la temperatura.

El semen no suele producirse a la temperatura corporal, de ahí que los músculos se contraen y acercan los testículos al cuerpo para aumen­tar la temperatura y bajan los testículos separándolos del cuerpo redu­ciendo así la temperatura (en estado de flaccidez).

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Sexualidad y Erotismo en la Pareja”

Por Bernardo Stamateas

Lee El Aparato Reproductor Masculino 2

Lee El Aparato Reproductor Masculino 3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre