Educación Sexual – El Aparato Reproductor Masculino 2

 

Continuemos.

El semen se produce cuando la temperatura en los testículos es de 1,5 a 2 ºC inferior a la temperatura corporal.

Gónada es el nombre genérico de las glándulas sexuales. Los tes­tículos son las gónadas masculinas y los ovarios las femeninas.

 

2. Los Testículos.

Son dos y se encuentran entre los muslos, en una bolsa de piel llamada escroto. Las gónadas son las encargadas de producir las células reproductoras: espermatozoides y óvulos. Éstos trabajan de día y de noche y producen los espermatozoides, así como una hormona llamada testosterona.

El tamaño de los testículos varía de persona a persona pero tienen alrededor de 4 cm de longitud y 2,5 cm de diámetro.

El izquierdo suele pender más que el derecho por pesar más.

En el momento de excitación, el escroto se contrae en forma refleja para levantar los testículos. El escroto actúa regulando la temperatura de los testículos, la cual a su vez regula la producción de los espermatozoides. Al contraerse el escroto, acerca los testículos a la temperatura del cuerpo.

Si hiciésemos un corte vertical en los testículos podríamos compro­bar que están compuestos de compartimientos que tienen de 1 a 3 tubos seminíferos, y es allí donde se producen los espermatozoides. Estos tubos están todos aprisionados, ya que puestos unos tras otros llegarían a alcanzar un kilómetro y medio. Éstos crean millones de esperma­tozoides, esto desde la pubertad hasta la vejez.

Se ha calculado que un hombre puede producir en su vida hasta un billón de espermatozoides.

 

3. El Epidídimo.

La cola del epidídimo gira sobre sí misma en el extremo inferior del testículo y se transforma en conducto deferente. Es decir, está insertada en cada testículo (mide aproximadamente 6 m de longitud y se encuentra enrollada).

Una vez elaborados los espermatozoides se ponen en marcha durante 10 a 30 días a través del epidídimo, que actuaría como una especie de incubadora o cámara de maduración; es allí donde alcanza su total maduración. Los espermatozoides peor dotados y menos aptos mueren allí y son reabsorbidos. La porción inferior se transforma en conducto deferente.

 

4. Canales Deferentes.

Cada epidídimo tiene salida por un canal denominado conducto deferente. Éste mide unos 46 cm, allí se almacenará el esperma. Son transportados los espermatozoides en un largo viaje hacia las vesículas seminales donde se almacenarán.

 

5. Vesículas Seminales.

Allí se almacenarán los espermatozoides listos para ser utilizados. Como dijimos, estas vesículas son glándulas en forma de saco que segregan un líquido amarillo viscoso para que los espermatozoides se puedan movilizar; esta sustancia activaría los movimientos de la cola y sirven de vehículo a los espermatozoides por la vagina hasta las trompas de Falopio.

 

6. La Próstata.

Esta es una de las glándulas importantes, de color gris, lisa y elástica del tamaño de una castaña; pesa alrededor de 20 g. está ubicada por debajo de la vejiga y junto con las vesículas seminales segrega un líquido muy alcalino, lechoso que contiene proteínas, calcio, colesterol etc., para posibilitar la marcha de los espermatozoides. Allí los espermatozoides navegan seguros de su vitalidad y supervivencia.

Los espermatozoides, pues, no vienen preparados, y a medida que salen se almacenan en el epidídimo y se perfeccionan. El último perfec­cionamiento lo da la próstata (para que los espermatozoides resbalen) y es la que saca el líquido lubricante preeyaculación.

Próstata: líquido previo lubricación de espermas

 

A. Glándulas de Cowper.

También llamadas glándulas bulbouretrales, están situadas en la base del pene y rodean a la uretra por debajo de la próstata . Emiten un líquido gelatinoso antes de la eyaculación que neutraliza la acidez de la uretra provocada por el paso de la orina (pueden contener algunos espermatozoides).

El famoso líquido segregado antes de la eyaculación ha hecho creer a muchos en que son «eyaculadores precoces». Su función es alcalinizar la uretra, ya que por la uretra pasa la orina y podría destruir los espermatozoides. Es un válido argumento para reconocer que el método coito interrumpido, además de ser nocivo emocionalmente, tiene posi­bilidades de embarazo.

Parte de su secreción se elimina con la orina; en muchos hombres al pasar los 50 es posible que aumente de tamaño, lo cual bloquea el flujo de la orina a partir de la vejiga, de allí la conocida operación de prostatectomía (eliminación de la próstata). Al producirse la eyaculación el semen va hacia la vejiga, aunque el placer no se ha modificado.

La prostatitis es el daño producido en la próstata, que origina dolor al orinar, presión pélvica, etc.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Sexualidad y Erotismo en la Pareja”

Por Bernardo Stamateas

Lee El Aparato Reproductor Masculino 3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre