Jóvenes Cristianos – Jesús el Profeta

 

 

El Mito del Buen Maestro.

Diablos y superdiablos. ¡Orden! ¡Orden!… Se convoca a todos los ángeles caídos a una reunión que se celebrará en las cavernas subterráneas.

El maligno convocó esta sesión para discutir y decidir estrategias que facilitarán que los humanos se alejen del Enemigo. Toscum tiene una sugerencia.

Un repugnante demonio se levantó de la primera fila y, dando media vuelta, se dirigió a la asamblea diabólica.

—Mis despreciables colegas —comenzó Toscum—, propongo que a través de todos los cultos, «ismos» y religiones organizadas expandamos la idea de que el Hijo del Enemigo era un buen «maestro».

—¿Estás loco, Toscum? —gritaron varios de la asamblea molestos ante la absurda sugerencia—. ¡Deberías ser devorado por la asamblea en este instante por sugerir un trato amistoso con el Hijo del Enemigo!

Varios demonios alrededor de Toscum se mojaron los labios con la lengua mostrando una hambrienta y ansiosa anticipación.

—No seas imbécil, no es un trato amistoso el que propongo —contestó Toscum y se enderezó orgullosamente—. Mi sugerencia es verdaderamente diabólica.

Otro demonio se levantó.

—¿Cómo puedes llamar diabólica a tan simple idea? Porque —contestó—, catalogarlo como «buen maestro» lo pondría al mismo nivel de Moisés, Zoroastro, Mahoma… sería como maldecirlo con una falsa alabanza.

Hubo un gran silencio en la multitud.

—Pero… ¿no se dan cuenta, cabezas de chorlitos? Si los humanos creen que Él es sólo un «buen maestro», Su Señorío y Su Divinidad disminuirían.

—No —respondió un demonio llamado Vomitel—. ¡No se lo van a tragar! Él les enseñó muy claramente quién es en realidad.

—Vomitel está en lo cierto —dijo otro—. Los humanos tienen el Libro y saben que Él dijo de Sí mismo: «Antes de que Abraham fuera Yo soy». Han leído Su palabra acerca de la Gloria que comparte con el Padre desde antes de la fundación del mundo.

—Si serás tonto —añadió Vomitel—, ellos saben que Él tiene el poder de leer la mente y el corazón del hombre y de perdonar los pecados. Tienen Su palabra: «Yo he venido de los cielos». Saben que Él tiene el poder para levantarse de los muertos y que hubo testigos que confirmaron Su resurrección. No son tan tontos como para creer que un hombre común y corriente, un «buen maestro» podría hacer esas cosas.

—Y ellos reconocerían —afirmó Vomitel con firmeza—, que si esas cosas que Él afirma de sí mismo no fueran verdaderas, entonces no sería un «buen maestro»… ¡sino un mentiroso o un lunático!

Un murmullo se propagó por toda la habitación. Algunos demonios alrededor de Toscum se lamieron los labios viéndolo con ojos de hambre, pero aparentemente él estaba confiado.

—Debo recordarles, mis queridos camaradas, la tendencia humana que frecuentemente nos permite tener tanto éxito. Muchas veces los mortales escogen las mentiras aunque sepan la verdad. Como dijo el Hijo del Enemigo en una de sus historias: «Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos».

Toscum se sentó con una gran sonrisa en su cara. Los demonios hambrientos que le rodearon se voltearon con miradas de desacuerdo.

—La propuesta de Toscum cuenta con la aprobación del Consejo Demoníaco. La propagación de «El mito del buen maestro» es ahora una estrategia oficial del infierno.

 

Ejercicio.

Desarrolla tu capacidad para enfrentar el mito del buen maestro con este ejercicio:

Con una raya, une las citas de la columna izquierda con las referencias de lo que Jesús afirmó acerca de Sí mismo en la columna derecha.

1. Mateo 5:17.                      «Tengo poder para ponerla [mi vida], y tengo poder para volverla a tomar…»

2. Mateo 12:8.                      «Os lo he dicho todo antes».

3. Mateo 24:30.                    «El que guarda mi palabra, nunca verá la muerte».

4. Marcos 2:10.                    «Verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria».

5. Marcos 13:23.                  «Porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo».

6. Lucas 12:9.                      «YO soy (el Mesías)…»

7. Lucas 22:70.                    «El Hijo… da vida».

8. Juan 4:25-26.                   «Más el que me negare delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios».

9. Juan 5:21.                        «Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí… vivirá».

10. Juan 8:51.                      «El Hijo del Hombre tiene potestad para perdonar pecados»

11. Juan 10:18.                    «No he venido para abrogar la Ley, sino para cumplirla».

12. Juan 11:25.                    «Vosotros decís que lo soy (el Hijo de Dios)».

Extracto del libro “No Dejes Tu Cerebro en la Puerta”

Por Josh McDowell y B. Hostetler

4 Comentarios

  1. los saludo en el podero nombre de Nuestro Señor Jesucristo
    y ala vez felicito su magniofica lavor por tener tanto maravilloso material para reforzar a todos los ministerios. para mi ustedes son unos heroes mas de parte de mi SEÑOR. adelante esto es obra para la honra y gloria de DIOS. me comprometo a orar para que reciban abundantes bendiciones y todas sus metas sean prosperadas y alcansadas en El Nombre de Nuestro Señor Jesucristo

    • Hola Antonio. ¡¡Bienvenido!! ¡¡Mil gracias!!! Tus oraciones serán una enorme bendición para nuestras vidas. Otras vez ¡¡gracias!!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre