B. Entrénelos para que no se abrumen por los retos.

Un jugador novato de las grandes ligas enfrentó al lanzador Walter Johnson por vez primera cuando este estaba en su apogeo. El bateador terminó con dos lanzamientos perdidos y regresó al banco. Le dijo al árbitro que se quedara con el tercero, había visto suficiente.

Es probable que casi cualquiera se desanime al enfrentar problemas difíciles. Por eso es una buena idea dirigir a las personas a través de sus conflictos, especialmente a principios del proceso de consejería cuando comienza a ayudarlos a navegar. Anímelos a mantener una actitud positiva, y bríndeles estrategias para solucionar los problemas.

El experto en administración Ken Blanchard recomienda un proceso de cuatro pasos para solucionar problemas que incluye:

  • Pensar en el problema para determinarlo.
  • Crear teorías para solucionarlo.
  • Predecir las consecuencias al establecer las teorías.
  • Elegir cuál método usar basados en un panorama amplio.

Blanchard dice: «Ya sea que usted elija unas vacaciones o un cónyuge, un partido o un candidato, una causa a la cual contribuir o un credo para vivir, ¡piense!» No hay problemas imposibles. El tiempo, el pensamiento, y una actitud positiva pueden solucionar casi cualquier cosa.

C. Anímelos a buscar soluciones sencillas.

Hay un par de claves para el método más efectivo de solucionar problemas.

La primera es reconocer que la manera sencilla de solucionarlo es mejor que la más sagaz. Un ejemplo de la vida de Thomas Edison ilustra bien este punto. Se dice que tenía una manera singular de emplear ingenieros. Le daba al aplicante un bombillo y le preguntaba: «¿Qué cantidad de agua puede contener?» Había dos maneras en las que los ingenieros casi siempre trataban de solucionar el problema. La primera era medir todos los ángulos del bombillo, y luego utilizar esas medidas para calcular el área de la superficie. Ese método algunas veces tomaba tanto como veinte minutos. La segunda manera era llenar el bombillo con agua y luego derramar el contenido en una taza de medir, lo cual generalmente tomaba un minuto. Edison jamás empleó a los ingenieros que usaron el primer método. Él no quería que lo impresionaran, deseaba que brindaran resultados sencillos.

El segundo elemento en la solución efectiva de los problemas es la habilidad de tomar decisiones. Thomas J. Watson, antiguo director de IBM, creía que solucionar los problemas rápidamente era esencial para progresar. «Soluciónelo», afirmaba. «Soluciónelo rápido, bien o mal. Si lo soluciona mal, rebotará y lo golpeará en el rostro, y entonces podrá resolverlo bien. Quedarse muerto en el agua y no hacer nada es una alternativa cómoda porque no es arriesgada, pero es una manera absolutamente fatal de administrar un negocio». Y también es una terrible manera de la gente administrar sus vidas. Ayude a otros a percatarse de cuándo necesitan ajustar el curso, encontrar soluciones sencillas en las que crean, y ejecútelas sin demora. No permita que continúen viajando extraviados por ningún tiempo.

D. Inculque confianza en ellos.

Un truco para ayudar a otros con sus problemas y errores es que pueden dudar de ellos mismos. Anime continuamente a las personas que ayuda. George Matthew Adams afirmó: «Lo que piense es más significativo que ninguna otra cosa en su vida. Más de lo que gana, más de lo que cuesta su casa, más que su posición social, y más que lo que alguien pudiera pensar de usted». El tamaño de las personas y la calidad de su actitud son más importantes que el de ningún problema que puedan enfrentar. Si sus personas siguen confiadas, podrán vencer cualquier obstáculo.

Extracto del libro “Seamos Personas de Influencia”

Por John C. Maxwell

Lee El Navegante se Queda Con su Gente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre