LO QUE SIGNIFICA FORTALECER A OTROS

Un artista inglés llamado William Wolcott fue a Nueva York en 1924 para registrar sus impresiones sobre esa fascinante ciudad. Una mañana andaba de visita en la oficina de un antiguo colega cuando la urgencia de escribir le sobrevino. Al ver papel sobre el escritorio de su amigo, le preguntó:

—¿Podrías dármelo?

Su amigo le respondió:

—No es papel para dibujar. Es papel común y corriente para envolver.

Sin querer perder ese destello de inspiración, Wolcott agarró el papel de envolver, y dijo:

—Nada es ordinario si se sabe cómo usarlo.

En ese papel ordinario Wolcott trazó dos dibujos. Ese mismo año, uno de ellos se vendió por quinientos dólares y el otro por mil, una suma bastante importante en 1924.

Aquellos bajo la influencia de una persona fortalecedora son como el papel en las manos de un artista talentoso. No importa de qué estén hechos, pueden convertirse en tesoros.

La habilidad de fortalecer a otros es una de las claves para el éxito personal y profesional. John Craig señaló: «No importa cuánto trabajo pueda hacer, ni cuán atractiva sea su personalidad, no podrá llegar muy lejos en los negocios si no puede trabajar con otros». Y el ejecutivo J. Paul Getty declaró: «No importa cuánta experiencia o conocimiento posea un ejecutivo; si no puede alcanzar resultados con las personas, carece de valor».

Cuando uno fortalece a las personas, no solo las influye; impacta a todos los que ellos influyen.

Cuando uno se convierte en un fortalecedor, hace más que trabajar con y mediante las personas. Capacita a otros para alcanzar los niveles superiores en su desarrollo personal y profesional. En términos sencillos, el fortalecimiento es dar su influencia a otros con el fin de que crezcan personal y organizativamente. Es comunicar su influencia, posición, poder, y oportunidades, a otros con el propósito de invertir en sus vidas para que puedan operar a capacidad total. Es ver el potencial de las personas, comunicarles sus recursos, y mostrarles que cree completamente en ellas.

Es posible que ya esté fortaleciendo a algunos sin saberlo.

  • Cuando uno le confía a su cónyuge una decisión importante y le apoya con alegría, eso es fortalecimiento.
  • Cuando uno decide que su hija está lista para cruzar la calle sola y le da el permiso para hacerlo, la fortalece.
  • Cuando le delega un trabajo desafiante a una empleada y le da la oportunidad que necesita para hacerlo, la fortalece.

El acto de fortalecer a otros cambia vidas, y para usted y aquellos que fortalece, es una situación ideal. Dar a otros su autoridad no es como regalar un objeto, su auto, por ejemplo. Si lo regala, se queda varado. Ya no tiene transporte. Pero fortalecer a otros dándoles autoridad tiene el mismo efecto que comunicar información: No pierde nada. Aumenta la habilidad de los demás sin reducir la suya.

CUALIDADES DE UN FORTALECEDOR.

Casi todo el mundo tiene potencial para convertirse en un fortalecedor, pero usted no puede fortalecerlos a todos. El proceso solo trabaja cuando se satisfacen ciertas condiciones. Debe tener:

1. Posición.

No puede fortalecer a quienes no dirige. El experto en liderazgo Fred Smith explicó: «¿Quién puede dar permiso para que otra persona tenga éxito? Alguien con autoridad. Muchos pueden animar, pero el permiso solo viene de una figura de autoridad: un padre, un jefe, o un pastor». Puede animar y motivar a todo el mundo que conozca. Puede expandir o ayudar a otros a navegar a cualquiera con quien haya tenido una relación de mentor. Pero para fortalecer a las personas, tiene que estar en posición de poder sobre ellos. Algunas veces esa posición no tiene que ser formal u oficial. Por ejemplo, si un día fuéramos a un restaurante a almorzar con usted, y nos desagradara el tiempo que requiere obtener nuestra comida, jamás podríamos fortalecerlo para que vaya a la cocina a prepararnos la comida. No tenemos esa autoridad, así que ciertamente no podemos dársela. El primer requisito del fortalecimiento es tener una posición de autoridad sobre aquellos que desea fortalecer.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Seamos Personas de Influencia”

Por John C. Maxwell

Lee Una Persona Influyente Fortalece a las Personas 2

Lee Una Persona Influyente Fortalece a las Personas 3

Lee Una Persona Influyente Fortalece a las Personas 4

Lee Una Persona Influyente Fortalece a las Personas 5

Lee Una Persona Influyente Fortalece a las Personas 6

Artículo anteriorLiderazgo – J.C.Maxwell UNA PERSONA INFLUYENTE FORTALECE A LAS PERSONAS 2
Artículo siguienteJóvenes – JOTÁM: UN REY «CASI» COMPLETO
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre