Artículos Para Líderes – Seguridad

 

La competencia nunca compensa la inseguridad.

Nadie puede vivir en un nivel inconsecuente con la forma en que se ve a sí mismo. Habrán observado eso en la gente. Si alguien se ve a sí mismo como un perdedor, encuentra una forma de perder. Cada vez que su éxito sobrepasa su seguridad, el resultado es la autodestrucción. Esto no es cierto solo para los seguidores, sino también para los líderes.

Los líderes inseguros son peligrosos; a ellos mismos, a sus seguidores y a las organizaciones que dirigen, debido a que la posición de liderazgo magnifica las imperfecciones personales. Cualquier antecedente negativo que tenga en la vida solo se vuelve más difícil de soportar cuando trata de guiar a otros.

Los líderes inseguros tienen varios rasgos en común:

1. No dan seguridad a los demás.

Un viejo dicho dice, «Nadie puede dar lo que no tiene». Así como las personas sin habilidades no pueden impartir habilidades a los demás, las personas sin seguridad no pueden hacer que otros se sientan seguros. Para que una persona se convierta en un líder efectivo, la clase de líderes que a otros les gusta seguir, necesita hacer que sus seguidores se sientan bien consigo mismos.

 

2. Toman más de las personas de lo que dan.

Las personas inseguras están en una costante búsqueda de valoración, reconocimiento, y amor. Debido a eso, se concentran en buscar seguridad, no en inspirarla en otros. Son recibidores más que dadores, y los recibidores no son buenos líderes.

 

3. Limitan continuamente a sus mejores personas.

Muéstrame a un líder inseguro, y te mostraré a alguien que no puede celebrar genuinamente las victorias de su gente. Podrían incluso evitar que celebren cualquier victoria, o podrían atribuirse el crédito por el mejor trabajo de su equipo. Como digo en Las 21 leyes irrefutables de líder, solo los líderes seguros pueden dar poder a otros. Esta es la Ley de la capacidad compartida. Un líder inseguro acapara el poder. En realidad, mientras mejor sea su gente, más amenazado se siente; y más duro trabajará para limitar su éxito y reconocimiento.

 

4. Limitan continuamente a la organización.

Cuando los seguidores son subestimados y no reciben reconocimiento, se desalientan y finalmente dejan de funcionar en todo su potencial. Cuando esto sucede, la organización completa sufre. Por otra parte, los líderes seguros son capaces de creer en otros porque creen en ellos mismos. No son arrogantes; conocen sus propias fuerzas y debilidades y se respetan a sí mismos. Cuando la gente actúa bien, ellos no se sienten amenazados. Se salen de su ruta para reunir a las mejores personas y prepararlas para que puedan actuar a un nivel más alto. Cuando un equipo de un líder seguro tiene éxito, esto le produce grande alegría. Él lo ve como el mejor cumplido que puede recibir por su capacidad de liderazgo.

 

Reflexionemos.

¿Cómo te entiendes y te respetas tú? ¿Conoces tus fuerzas y te sientes bien con relación a ellas? ¿Has reconocido tus debilidades y has aceptado las que no puedes cambiar? Cuando una persona se da cuenta que está creada con un tipo de personalidad particular y tiene talentos únicos, es capaz de apreciar mejor las fuerzas y éxitos de otros.

¿Cuán seguro eres como líder? Cuando un seguidor tiene una gran idea, ¿la apoyas o la reprimes? ¿celebras las victorias de tu gente? Cuando tu equipo tiene éxito, ¿les das el crédito a sus miembros? Si no, puedes estar tratando con la inseguridad, y podrías limitarte y limitar a tu equipo y a tu organización.

Para mejorar tu seguridad, haz lo siguiente:

A. Conócete a ti mismo. Si eres el tipo de persona que no es un autoconocedor natural, tómate tu tiempo para aprender de ti. Haz una prueba de personalidad, tal como la creada por Myers-Briggs o Florence Littauer. Pregunta a varias personas que te conozcan bien cuáles son tus tres grandes talentos y tus tres grandes debilidades. No te defiendas cuando escuches sus respuestas; reúne la información y después reflexiona sobre ella.

B. Cede el crédito. Quizás no creas que puedes tener éxito si otros reciben la alabanza por el trabajo que tu equipo hace. Inténtalo. Si ayudas a otros y reconoces sus contribuciones, ayudarás a sus carreras, levantarás su moral y mejorarás la organización. Esto te hará lucir como un líder efectivo.

C. Busca alguna ayuda. Si no puedes vencer los sentimientos de inseguridad por ti mismo, busca ayuda profesional. Con la ayuda de un buen consejero, llega a la raíz de tus problemas no solo por tu propio beneficio sino también por el de tu gente.

Extracto del libro “Las 21 Cualidades Indispensables de un Líder”

Por John C. Maxwell

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre