Si tenés algo que decir, aprendé a decirlo de forma clara y directa. A los varones no nos gustan las indirectas. No hay nada más infalible que un: “Te amo con toda mi alma”, punto. Ya de por sí, los hombres carecen de ese sexto sentido que a vos te sobra, así que, si vas a esperar a que se dé cuenta de lo que sentís porque se lo hiciste notar indirectamente, tranquilamente podés ir dándole la dirección del geriátrico en donde te vas a hospedar, para que él te visite cuando le caiga la moneda de lo que le quisiste decir.

Algunas mujeres son dulces por naturaleza. Pero muchas otras, hoy en día, han confundido el ser fuertes con volverse duras. Y la dureza no atrae a los hombres porque saben (por experiencia) que no es más que un caparazón que oculta la vulnerabilidad. Una mujer sensible que se permite llorar o emocionarse, derrite a cualquier hombre. Si sos dulce, sensible y lo haces reír… es todo tuyo.
Sé auténtica, cuando te relaciones con él, olvídate de las normas o “lo que corresponde decir”. Sé vos misma, espontánea, imprevisible; eso siempre resulta irresistible.

Se buena conversadora. A los hombres sí que les gusta hablar… cuando están frente a alguien que sabe escuchar, se comprensiva e inteligente, flexible, curiosa y generosa. Bella… y normal, ¿Cuántas mujeres viven acomplejadas porque se sienten defectuosas cuando se comparan con las modelos y actrices de cuerpos perfectos? Creen que a los hombres solo les importa el físico. Y la verdad es que sí les importa a primera vista, pero cuando se trata de una relación seria, no buscan muñecas inflables, lo que menos les termina importando es el cuerpo.

Un hombre se va a enamorar de vos, si cuando están juntos, siente que puede ser él mismo, si se siente seguro al expresar sus sentimientos más íntimos. Pronto se va a dar cuenta de que te extraña, comienza a notar que tu presencia le es cada vez más indispensable. Cuando un hombre se siente cómodo y seguro a tu lado, comienza a extrañarte más y su amor por vos crece día a día. Y lo más extraño es que ni siquiera sabe por qué se siente así. Lo que sí sabe es que hay algo especial en vos, algo que provoca emociones que no siente con ninguna otra mujer. Él quiere estar en tus brazos siempre y que no lo sueltes nunca.

A esta altura quizá estés pensando que no estás segura si el siente por vos, lo mismo que vos sentís por él. Para eso, hay algo que nunca falla y es un método infalible. Sé que como buena mujer, ocultas sentimientos muy profundos en el fondo del corazón, pero los ojos siempre son las ventanitas o las mirillas por las cuales alguien que te ama bien, siempre podrá espiar. La mirada profunda es una forma de intimidad (no todos saben utilizarla) y cuando alguien te mira directamente a los ojos, desnuda tu alma y todo lo que hay en tu corazón, y lo mismo te pasa a vos con él. Así que, si tenés dudas, solo te resta esperar al fin de semana y mirarlo directamente a los ojos. Si sostiene la mirada, vas a saber exactamente lo que siente. Y después que lo compruebes, ya no te va a importar quién será el que tenga que dar el primer paso. Luego de una mirada así, estás a un paso de un sincero y espontáneo: “Te amo profundamente, con todo mi corazón”, diga quien lo diga primero.

Por Dante Gebel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre