Mujeres Cristianas – El Legalismo te Anula Como Mujer 3

 

Continuemos.

3. La Jezabelica.

Son las mujeres místicas, manipuladoras y desequilibradas en sus emo­ciones. Mujeres que no se sujetan a nadie. Son aquellas que se hacen llamar la mayoría de las veces «profetas». Siempre tienen una palabra para los demás de parte del Señor. Saben cómo orar, hacer guerra espiritual y te van a hacer creer que tienen una sabiduría de cuarta generación: «Si ellas le oran, te van a liberar».

Son mujeres que buscan destruir a los ungidos, a través de las vendas mágicas. Así fue, como lo intentó hacer Jezabel con Elías. Son chismosas por naturaleza, hacen lo que quieren, dónde y cuándo quieren, trayendo así división. Su padre es el legalismo y es él quien les enseña a vivir criticando a los demás.

Además, su baja estima las lleva a querer destruir a todos los de su alrede­dor, especialmente si en su competencia hay otras mujeres. Para hacer más claro este ejemplo, veamos la conducta de María y Marta cuando, en una oportunidad, fueron visitadas por el Señor:

María corrió y se sentó para aprender de Jesús, pero sin embargo, Marta se fue a la cocina porque tenía que atender a todos, y se dijo ella misma: «Voy a ocupar el lugar que debo ocupar»; porque según la tradición, la mujer debía atender y servir a todos los demás.

A Marta la enojó muchísimo la posición de su hermana, y esto hizo que se enojara con Jesús, la persona que más amaba y al cual le dijo: «¡Jesús! ¿No te das cuenta que mi hermana está ahí sentada y yo estoy en la cocina trabajando para servir a todos?»

Pero en realidad su pregunta debió haber sido: «¿Por qué ella puede tomar esas decisiones y yo no?» Aunque ella, si lo pensamos, tenía la misma posibi­lidad que su hermana de estar junto al Señor.

La diferencia era que a Marta su legalismo religioso y mental no le permi­tía ser libre y decidir, sino que la llevaba a competir por el mejor lugar a tener con Jesús. En otras palabras, el problema de las mujeres que compiten es que no quieren que la otra tenga éxito, porque si su contrincante lo tiene, ellas se sienten menos.

 

4. La Abandonada y Avejentada.

Son mujeres descuidadas en su aspecto exterior. «Lo de afuera no es im­portante, sólo vale lo de adentro», ese es su lema. El legalismo les enseñó que el cuerpo no vale para nada y las mujeres hicieron caso a esta mentira, descuidándolo totalmente. Tomaron este principio ilegal, olvidando que el cuerpo es templo del Espíritu Santo el cual también necesita ser redimido y salvo. ¡Es tiempo que aprendamos que el cuerpo también necesita de Cristo!

La mayoría de las personas desprecian su cuerpo como si tuvieran en su mente un cas­sette negativo con respecto a su propia ima­gen. Tanto la religión como el legalismo, se encargaron de que aprendas mentiras sobre tu cuerpo. Te formaron para que lo ocultes y lo castigues, y es por eso que la mayoría de las personas no aman a sus cuerpos y pien­san que es pecaminoso por los deseos sexua­les que siente y experimenta.

El mundo, la sociedad, la iglesia y la familia, programó a la mujer para la enfermedad. Le metió un sistema de pensamiento que repite: «El cuerpo no sirve», pero Dios te dice: «Prográmate para la salud».

Jesús pasó tres cuartas parte del ministerio sanando el cuerpo porque sabía que allí habitaría el Espíritu Santo. «Dios siempre estuvo interesado en tu cuerpo».

Ahora, para saber el propósito original de la mujer, remontémonos a la primera mujer. Dios creó a Adán. Así se llamaban el varón y la mujer (Génesis 5:2) ya que «Adán» significa «ser humano», entonces eran «Adán varón» y «Adán mujer».

Cuando Dios creó a Adán, el varón, la mujer  ya estaba creada, ¡estaba dentro de él! Pero en un momento de su creación Dios dijo: «No es bueno que el hombre esté solo»  ¿Solo para qué?…

No es bueno que el hombre esté solo para gobernar. Entonces, decidió poner manos a la obra y dijo: «Voy a hacerle una compañera, una colaborado­ra que gobierne, no para el varón, sino con el varón, no en contra de él, sino con él

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “El Legalismo”

Por Bernardo Stamateas

Lee El Legalismo te Anula Como Mujer 4

Lee El Legalismo te Anula Como Mujer 5

Lee El Legalismo te Anula Como Mujer 6

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre