Mujeres Cristianas – El Propósito y la Naturaleza de la Mujer 4

 

Continuemos.

El hecho de que el mismo espíritu del hombre vive en ambos, hombre y mujer, ha sido olvidado generalmente por la humanidad, de tal manera que los hombres y las mujeres terminan luchando unos contra otros por la supremacía, como si alguno de ellos necesitara probar su superioridad sobre el otro. Pero ninguno es superior, porque ambos son de la misma esencia, aun con sus diferencias.

¿Qué Significa para el Hombre el Tener Dominio?

La razón personal por la cual Dios creó a la humanidad, fue para establecer una relación de amor con el hombre. Dios creó al hombre, el hombre-espíritu, a Su propia imagen, para que el amor pudiera ser dado y recibido gratuitamente entre el Creador y el creado. Dios también creó al hombre para una vocación, para llevar a cabo Sus propósitos en la tierra. ¿Cuál es la naturaleza central de ese propósito?

Génesis 1:26-28. El hombre fue creado para tener dominio sobre la tierra, para gobernarla. Mantengamos en mente que la palabra «hombre» en Génesis 1:26 se refiere a la especie que Dios hizo, el ser espiritual llamado «hombre». Esto significa que el propósito de dominio les fue dado a ambos, hombre y mujer, dado que el hombre-espíritu vive en cada uno de ellos. Por lo tanto, espiritualmente, ambos hombre y mujer, tienen la misma responsabilidad hacia la tierra.

¿Qué significa para el hombre el tener dominio sobre el mundo? El encargo que Dios le dio a la humanidad de tener dominio significa que el hombre es el propietario de la tierra física, incluyendo a todos los otros seres vivientes del mundo, peces, pájaros, ganado, todos los animales. En Génesis 2, leemos que el hombre fue colocado en el Jardín del Edén para cuidarlo y para cultivarlo. Esto es lo que la raza humana tiene que hacer con toda la tierra: cuidarla y cultivarla. Dios le dijo a la humanidad: «Gobierna sobre mi mundo. Cuídalo. Domínalo y modélalo conforme a tu propia creatividad». De esta manera, el hombre podría reflejar el espíritu creativo y amoroso con el cual él fue hecho a la imagen de Dios.

Pero tener dominio significa mucho más que solo cuidar del mundo físico. Dado que el hombre es tanto físico como espiritual en su naturaleza, la humanidad debe reflejar a Dios y a Sus propósitos en el área espiritual, así como en el área terrenal. Efesios 3:10-11 nos dice que el propósito eterno de Dios para la humanidad fue hecho posible a través de la venida de Cristo Jesús.

El eterno propósito de Dios es que todo el mundo espiritual, incluyendo a los poderes de las tinieblas, lleguen a conocer Su sabiduría a través de nosotros. ¡Qué asombrosa responsabilidad! Si los gobernantes y las autoridades en las esferas celestiales quieren conocer cómo es Dios y lo que Él ha hecho, ellos están supuestos a mirarnos a nosotros. Si el diablo quiere saber cómo es Dios, él está dispuesto a mirarnos a nosotros.

Muchos de nosotros no estamos mostrándole al diablo cómo es Dios; le estamos mostrando al diablo cómo es él. Sin embargo, el propósito de Dios es que Él pueda mostrar Su multiforme sabiduría a todo el mundo espiritual a través de aquellos a quien Él ha creado y redimido en Cristo Jesús. De esta manera, a través de las esferas físicas y espirituales, se le ha dado al hombre el reflejar la sabiduría, la creatividad, el poder y la gloria de Dios. La humanidad debe reflejar los atributos del Creador, en cuya imagen fuimos creados.

¿Por Qué Hizo Dios al Hombre y a la Mujer?

Nuevamente, es importante recordar que este encargo de tener dominio le fue dado al hombre. Veamos nuevamente en Génesis 5:1-2. «Hombre» es el nombre de la especie que Dios creó. ¿Cómo entonces, es que Dios creó al hombre y a la mujer, y por qué es que los creó?

Dios tomó al hombre y lo colocó en dos «casas» físicas separadas, de tal manera que El pudiera cumplir Sus propósitos para la humanidad y para el mundo. Por lo tanto, aunque los espíritus no tienen género, las casas en que viven sí lo tienen. La primera casa que Dios hizo fue el hombre; la segunda casa que Dios hizo fue la mujer.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder de la Mujer”

Por Myles Munroe

Lee El Propósito y la Naturaleza de la Mujer 5

Lee El Propósito y la Naturaleza de la Mujer 6

Lee El Propósito y la Naturaleza de la Mujer 7

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre