no-entiendo-porque-la-tristeza-me-ganaMujeres Cristianas – No Entiendo Por Qué la Tristeza Me Gana 1

 

Pasaje clave: Juan 16:21-24.

 

Si Dios te dijo que te va a dar alegría completa, ¡no te conformes con menos! ¿Alguna vez te sentiste triste? La tristeza es un sentimiento natural que todos experimentamos en algún momento. No es algo patológico; es decir, no hace falta ir al médico o hacer terapia por estar triste. Distinto es el caso de la depresión ya que esta última es más profunda e intensa.

¿Por qué motivos aparece la tristeza?

En principio, puede aparecer cuando enfrentamos una carencia. Tal vez nos falte fuerzas, salud o no alcanzamos una meta que queríamos lograr. Esa carencia también puede ser material o bien por la pérdida de un ser querido. Otro motivo que puede dar lugar a que aparezca la tristeza es el pecado. Cuando Dios nos advierte: «No vayas por ahí» o «No hagas eso porque te va a terminar lastimando» pero aun así lo hacemos, estamos pecando, es decir, estamos errando al blanco. La tristeza que surge en ese momento es buena porque La Biblia dice que si escuchamos la voz de Dios, este sentimiento nos lleva al arrepentimiento y a la salvación.

A veces, la tristeza surge porque tenemos la sensación de que nunca vamos a lograr algo que queremos. En muchos correos que recibo las mujeres me manifiestan lo triste que las ponen las situaciones de injusticia: la pobreza, los robos, la agresividad de sus hijos o quizás la violencia de un esposo que se resiste a cambiar su carácter. Estas situaciones muchas veces las vemos como irreversibles ya que pensamos que nunca van a cambiar o que nunca van a ser como nos gustaría que fueran. Es ahí cuando aflora la tristeza.

¿Qué características tiene una persona cuando se siente triste?

Cuando alguien se pone triste empieza a perder el interés por aquello que antes le interesaba. Por ejemplo, si le proponés ir de compras a alguien que está triste, aunque antes eso le encantaba, seguramente te dirá: «La verdad que no tengo ganas. No me interesa». Otra característica de una persona que pasa por este estado es que ve todo negativo: «Nada me va a salir bien», «Todo esto va a terminar mal», «Al final, ¿para qué sirve la vida?». Esto a su vez lleva a que esa persona tienda a aislarse y no quiera estar con nadie. Si la invitan a salir responderá: «No, mejor me quedo en casa», «No tengo ganas de ir a la reunión» o «No estoy de ánimo para salir». De esta manera, va perdiendo la fuerza y comienza a sentirse débil, lo que refuerza el hecho de que se quiera encerrar.

Es importante que aprendamos a escuchar a la tristeza porque esta siempre nos brinda un mensaje. Este sentimiento nos indica que hay algo que no está funcionando y para resolver ese inconveniente tenemos que hacer un cambio. No obstante efectuar cambios no suele ser una tarea sencilla y eso hace que muchas mujeres siempre estén tristes por una misma situación. Al no hacer ningún cambio se enredaron en la tristeza y repiten una y otra vez eso que tanto las angustia.

 

¿Qué Tenés Que Hacer Cuando Estás Triste?

1. Seguí Arriba Del Burro.

Las cosas no siempre salen como uno las planifica. Al respecto, las Escrituras narran la historia de la mujer de Sunem quien construyó una habitación para que se alojara el profeta Eliseo cada vez que pasara por su casa. Multimillonaria y rodeada de las personas más influyentes de esa época, esta mujer parecía no tener ningún tipo de necesidad. En cierta ocasión se hospedó en su casa Eliseo quien le preguntó: «¿Qué necesitás?». Como ella no respondió nada, el sirviente del profeta le dijo: «Esta mujer tiene de todo, pero no tiene su gran sueño que es tener un hijo».

(CONTINÚA…)

Por Alejandra Stamateas

Lee No Entiendo Por Qué la Tristeza Me Gana 2

Lee No Entiendo Por Qué la Tristeza Me Gana 3

Lee No Entiendo Por Qué la Tristeza Me Gana 4

Lee No Entiendo Por Qué la Tristeza Me Gana 5

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre