no-entiendo-porque-la-tristeza-me-ganaMujeres Cristianas – No Entiendo Por Qué la Tristeza Me Gana 2

 

Continuemos.

Cuando La Biblia te habla de un hijo no te habla solamente de un hijo natural, sino también de un sueño. ¿Tenés algún sueño que todavía no cumpliste? Dios te va a dar a través del profeta la promesa de que tu sueño viene dentro de poco. Eliseo se dio cuenta de que esta mujer no había parido aún su sueño y le dijo: «De aquí a un año tendrás un hijo». Tras haber esperado tantos años nació en ese tiempo el hijo que ella tanto deseaba. Cuando invertís con sabiduría en un negocio y ponés tu mayor dedicación, se supone que te va a ir bien. Del mismo modo, era lógico suponer que, tras una larga espera, este hijo iba a ser para esta mujer la alegría de su vida. Sin embargo, a veces las cosas no ocurren como uno supone. Ese sueño de esta mujer se desvaneció ya que a los pocos años murió su hijo. ¿Cómo puede ser que ese milagro que vino de la mano de Dios se muera al poco tiempo? ¿No se suponía que ella iba a disfrutar plenamente de esa bendición?

Pese a su angustia, la mujer le pidió un burro a su esposo, se subió al animal y emprendió viaje con su criado a quien le dijo: «No te detengas hasta que yo te diga». En otras palabras le estaba diciendo: «Voy arriba del burro porque tengo un propósito y no me voy a bajar. Este milagro se murió, pero aunque no tenga esperanza, voy a seguir avanzando igual». Tal vez, al igual que esta mujer, pasaste por una situación parecida y eso te trajo tristeza. No obstante Dios te dice: «No te bajes del burro. Aunque estés triste y parezca que todo esté muerto, seguí avanzando, porque más adelante hay un milagro». Seguí adelante, porque cuando Dios te da algo es para que luches por eso. A veces uno se conforma con muy poco y se rinde fácilmente. Por esa razón, quiero decirte que: ¡No te bajes del burro hasta que tu milagro vuelva a tener vida!

 

2. Pasá Por el Proceso de Duelo.

Hay cosas en tu vida que no vas a recuperar nunca. Por más que le pidas a Dios un milagro y te subas al burro con fe, no vas a volver a ser joven o ese ser querido que murió no va a volver a la vida. Frente a estas pérdidas que te traen tristeza, lo que tenés que hacer es pasar por el proceso de duelo, es decir, aceptar lo que perdiste. Muchas mujeres dicen: «Ya no lo tengo», pero como no se desprenden de eso que perdieron, siguen llorando y sintiéndose tristes. Por tal motivo, aprendé a desprenderte de tus pérdidas, ya que de lo contrario, estarás atada a ellas toda tu vida. Si algo se perdió o si alguien no está más con vos, ¡desprendete! Reconocé que eso ya no volverá a ser como antes y soltalo de tu vida para que puedas terminar de hacer el proceso de duelo.

 

3. Aprendé a Vivir Sin Eso Que Perdiste.

Si te quedás atada a los éxitos del pasado, a tu juventud o a ese ser amado que ya no está con vos, no vas a poder seguir avanzando y eso te traerá tristeza. Para que no te quedes estancada experimentando este sentimiento hay algo que tenés que cambiar en tu vida. Pensá: «¿Cómo va a funcionar mi vida ahora que ya no tengo eso que tenía antes?». Querida mujer, tu vida tiene que seguir para adelante, porque hay bendiciones que todavía no viste y que Dios tiene preparadas para vos.

(CONTINÚA…)

Por Alejandra Stamateas

Lee No Entiendo Por Qué la Tristeza Me Gana 3

Lee No Entiendo Por Qué la Tristeza Me Gana 4

Lee No Entiendo Por Qué la Tristeza Me Gana 5

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre