Mujeres Cristianas – La Mujer es Diferente Físicamente 2

 

Continuemos.

C. La Naturaleza de la Mujer Es Innata.

Lo que ha estado sucediendo en nuestra sociedad es, sin embargo, que la gente ha estado tratando de cambiar sus diseños. Hay mujeres que quieren ser como los hombres, y hay hombres que quieren ser como las mujeres. Dios les está diciendo: «Tú no tienes los circuitos que se necesitan para eso». El buscar estos deseos es el equivalente de hacer un corto circuito. La gente está viviendo vidas estáticas, en las cuales ellos no conocen su propósito. Ellos no pueden apreciar por qué la gente es diferente.

Imagínate a la batería de un automóvil, diciendo: «Yo quiero ser carburador», y tratando de funcionar como un carburador. El automóvil no va a funcionar. Las baterías y los carburadores son diferentes, porque tienen funciones diferentes. Aunque sus diferencias los hacen valiosos, el carburador no sirve sin una batería. No importa cómo se sienten unos con relación de los otros, ellos todavía se necesitan, porque ambos son partes integrales de algo más grande, el automóvil. Debemos entender que los hombres y las mujeres son parte de algo más grande, llamado hombre. Pero son diferentes, porque tienen propósitos diferentes.

Si tú no estás segura de que tú eres una mujer, Dios te ha provisto con evidencia física para que tú lo sepas. Si tú naciste con un sistema reproductor femenino, tú eres una mujer. Si no, tú eres un hombre. Cómo te sientas y con quien prefieras dormir no es relevante. Estas cosas no te hacen ser mujer o ser hombre. Tus sentimientos no traen dignidad a aquello que es contra la naturaleza. El hecho de que mucha gente está haciendo algo diferente, no significa que está correcto. No deberíamos confundir los números con lo que es normal. Si suficiente número de nosotros somos anormales, vamos a creer que somos normales. No permitas que nadie te engañe para creer que tú eres algo que no eres. Tú deberías ver tu diseño.

El hombre fue diseñado para proveer semilla con el propósito de la procreación. Por lo tanto, si tú no estás segura de que eres una mujer, debes checar y ver si tú fuiste hecha para proveer esperma. Si tú no lo fuiste, entonces, tú eres una mujer. Que tú puedas o que no puedas proveer un orgasmo no es el punto. Si tú no eres un hombre, tú deberías vivir como la mujer que fuiste diseñada a ser, para que tú puedas cumplir tu verdadero propósito.

Olvídate de todas las explicaciones psicológicas, emocionales y sociales. La única calificación para ser de cierto género específico, es haber nacido con los órganos que te capacitan para cumplir el propósito de ese género. El hecho de tener una operación y cambiar tus órganos sexuales no cambia tu naturaleza. Si tú cambias tus órganos sexuales, es solo como tener un transplante de riñón. Tú todavía eres quién fuiste al nacer. Si un hombre recibe un riñón de una mujer en un transplante de riñón, él todavía sigue siendo un hombre.

Así que espiritualmente, tratamos con el hombre-espíritu que está dentro de nosotros, pero físicamente, tratamos con el varón y con la mujer. Dios es tan maravilloso. Él puso las cosas de tal manera que la relación entre Dios y el hombre debe de ser expresada por medio de la relación entre varón y mujer. De esta manera, lo que es invisible, puede ser entendido por medio de aquello que es visible. La Biblia se refiere a Jesús como el Novio y a la iglesia como Su novia. Dios nos está dando una ilustración terrenal y física para comunicarnos la verdad espiritual de nuestra relación, y de nuestra unidad con Él. Por lo tanto, necesitamos apreciar la forma en que fuimos creados como hombres y mujeres, diseñados específicamente para el amor de Dios y para sus propósitos en este mundo (Efesios 2:10).

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder de la Mujer”

Por Myles Munroe

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre