Mujeres Cristianas – La Mujer es la Ayuda del Hombre 3

 

Continuemos.

Una mujer puede ayudar grandemente a un hombre en su vida espiritual. Si tu esposo no ora, no digas: «Tú no oras». En lugar a eso, ora por él. Esta es una manera en que tú realmente puedes ayudarlo. Entonces, anímalo cada vez que él muestre interés en las cosas espirituales. No le hagas sentir como que él no es espiritual.

Yo he visto algunas mujeres que no saben cómo ayudar a sus esposos después de que sus esposos reciben al Señor. Por ejemplo, una mujer ora por su marido durante 20 años, y finalmente, él llega a ser cristiano. Él va a la iglesia con ella, y ella alaba a Dios por la contestación de esta oración. Entonces, de repente, ella se siente toda deprimida. He visto que esto sucede una y otra vez. ¿Por qué es que esta mujer se deprime? Tal vez su esposo ha escuchado alguna declaración de las Escrituras, o tal vez él ha oído a alguien en la iglesia que decía algo acerca de Dios, y él preguntó: ¿»En qué parte de la Biblia se encuentra eso»? Ella alcanza a oír que él pregunta esto y se siente mal, porque él todavía no es un experto en la Biblia.

O tal vez, él ora con una voz muy fuerte durante la reunión de oración, y ella se siente avergonzada, porque él no sabe cómo comportarse. La mejor cosa que ella puede hacer para ayudarlo, es permitirle que haga preguntas, permitirle que aprenda a orar, y que esté agradecida de las cosas tan maravillosas que Dios está haciendo en su vida.

O tal vez, una mujer ve a su esposo recién convertido, leyendo la Biblia, y ella le dice: ¿»Por qué no sacas la basura a la calle»? Ella no está ayudando. La basura puede esperar un poco. Ella podía haberle permitido a él que leyera. Puede haber celos involucrados en todo esto. Ella tal vez diga: «Ahora que tú ya eres salvo, tú debes sentarte y leer la Biblia por tres horas cada vez. ¿Acaso crees tú que eres más espiritual que yo? De lo único que hablas es iglesia, iglesia, iglesia». En lugar de eso, ella debería estar diciendo: «Te voy a ayudar a sacar la basura, cariño». ¿Por qué? Ella va a estar ayudándolo a él a que se convierta en el líder espiritual de la casa, y esto la va a estar bendiciendo a ella.

Muchos hombres tratan de moverse más cerca hacia Dios, pero son sus esposas las que los empujan y los apartan de El. En lugar de hacer esto, ellas necesitan apoyar el crecimiento espiritual de sus maridos. Muchos hombres son despreciados o hechos menos por sus ayudas idóneas, porque ellas se sienten incómodas. Los ayudantes o ayudas idóneas están destinados a hacer que la gente se sienta cómoda. Un hombre no puede recibir ayuda de una mujer que es antagónica en contra de él. Él no puede recibir ayuda si ella se siente ofendida por él. Bajo estas circunstancias, él necesita todo su poder para mantener su propósito.

Ayudar significa apoyar. En toda ocasión en que la mujer decide que está cansada de ayudar y que ahora se va a convertir en el jefe, su hogar entre en problemas, y su relación está en problemas.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “El Propósito y el Poder de la Mujer”

Por Myles Munroe

Lee La Mujer es la Ayuda del Hombre 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre