Las mujeres necesitan tener al amor expresado hacia ellas a través de palabras y gestos de afecto. Vamos a ver a este tema otra vez en un capítulo posterior cuando veamos las necesidades emocionales de la mujer. Los hombres básicamente son lógicos e indiferentes a las emociones en la forma en que ven la vida, y tienen la tendencia a tratar a las mujeres de la misma manera. Pero, debido a la forma en que las mujeres son diseñadas, ellas interpretan al acercamiento lógico de un hombre como frialdad. Los hombres necesitan aprender cómo amar a sus esposas de tal manera que ellas pueden entender y recibir su amor. Esta es la clave. Las mujeres tienen que ser capaces de recibirlo. No es suficiente que un hombre piense que le está dando amor a la mujer; él necesita aprender las maneras en que ella recibe el amor. El necesita aprender la forma cómo las mujeres en general reconocen el amor, y él necesita aprender cómo su esposa en particular reconoce el amor.

Por ejemplo, un hombre se para delante del ministro y delante de la congregación de testigos en el día de su boda, y le dice a su esposa, «Te amo. Yo te voy a cuidar por el resto de mi vida, hasta que la muerte nos separe». Han pasado dos meses y su esposa pregunta, ¿»Todavía me amas»? Él le contesta, un poco sorprendido: «Te lo dije hace dos meses». Han pasado dos años y ella pregunta, ¿»Todavía me amas»? Él está todo asombrado, y dice: «Te lo dije hace dos años». Han pasado diez años. Ella dice, «Tú no me has dicho que me amas en los últimos diez años». Él contesta: «Cariño, ¡te dije eso hace diez años, y todavía se aplica hasta el día de hoy! Yo te voy a dar a conocer si algún día cambio de parecer». ¡Eso no es afecto, eso es ignorancia! Una mujer funciona en amor; ella necesita escuchar esto expresado muy a menudo. Muchas mujeres dicen que el hecho de recibir muestras de bondad y de afecto en forma regular de sus esposos, tal como flores, notas, etc. es lo que les comunica el amor a ellas. No es qué tan caro es el regalo, tanto como la veracidad del pensamiento que está detrás de él, y la consistencia al recibir éstos, lo que hace la diferencia.

Muchos hombres creen que están expresando su amor adecuadamente a sus esposas por medio de proveerlas con las cosas básicas de la vida, como un lugar para vivir, comida, y ropa, o por medio de darles cosas muy caras, tales como aparatos eléctricos, automóviles, y aun abrigos de mink. Ciertamente, muchos hombres dan estos regalos debido a una motivación de amor; sin embargo, el hecho de dar cosas materiales no es la esencia del amor. El amor no dice: «Te compré esta casa. ¿Qué más quieres»?

¿Cuál, entonces, es la naturaleza del amor que un hombre debería mostrar a una mujer?

Extracto del libro “Entendiendo el Propósito y el Poder de la Mujer”

Por Myles Munroe

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre