Inicio Mujer Mujeres – NO SOY SÓLO UNA CARA BONITA 1

Mujeres – NO SOY SÓLO UNA CARA BONITA 1

2
959

Mujeres Cristianas – No Soy Sólo Una Cara Bonita 1

 

Pasaje clave: Proverbios 11:22. Mateo 25:14-30.

¿Cuántas se consideran lindas?

Todas somos lindas, y saben que esa es mi creencia. Yo creo que todas las personas somos lindas porque Dios hace todo hermoso, lo que pasa que las circunstancias, las dificultades de la vida, muchas veces, hacen que se marque en nuestro cuerpo, en nuestro rostro, angustias, tristezas, violaciones, abusos.

Nosotras las mujeres no queremos ser sólo una cara bonita, yo quiero algo más. Vos tenés que saber que sos hermosa, que la hermosura no es solamente el aspecto de tu rostro, una imagen, tu hermosura tiene que ver con tu «actitud en la vida». Y la actitud de una mujer determina su belleza.

Las mujeres no queremos ser solamente una cara bonita, no queremos solamente mostrarle algo al mundo que se refleje por fuera, porque Dios no nos creó para ser un adorno.

Hay muchas mujeres que creen que son un adorno, esas mujeres que dicen, yo tengo mi función, es tener hijos, mi función es atender a mi marido  mi función es estar a tal hora en la casa, mi función es estar perfecta y mostrarme, porque se creen que son un acompañamiento, que son un adorno, que son una pieza más de los muebles, o de la decoración que hay en la casa, y son mujeres que no se dieron cuenta, que son más que una cara bonita. Cuando digo una cara bonita no estoy hablando de un rostro, sino de que vos tenés que estar sonriendo todo el tiempo y tratar de que todo el mundo esté bien alegre y contento con vos.

Como dice en el pasaje de Proverbios, podés ser muy hermosa y no tener razón, o sea no saber razonar qué es lo que Dios quiere que hagas en la vida. Por eso podés tener mucha belleza, tener una cara muy bonita, pero no ser inteligente hacia donde apunta tu vida. 

¿Qué tendrá que ver el pasaje de Mateo con una cara bonita?

Todos los hijos de Dios tenemos la capacidad de producir. Cuando vos como mujer no producís, sos sólo una cara bonita, porque los seres humanos, dice la palabra de Dios, hemos sido puesto en esta tierra para producir. Dios nos dio talentos a cada uno, pero no al azar sino de acuerdo a la capacidad que tiene cada uno.

Dios lo que te dio, te lo dio porque sabe que tenés capacidad para contener, y para hacer crecer, para producir eso que te dijo que hicieras, sino no te lo hubiese dado, porque dice que cuando repartió los dones y los talentos, les dio a cada uno según su capacidad, o sea lo que Dios puso dentro tuyo, es por la capacidad que tenés, y él sabe que tenés capacidad para hacerlo producir, por lo tanto es nuestra obligación hacer producir, y hacer crecer lo que Dios nos ha dado.

¿Cómo voy a hacer crecer mi negocio? ¿Cómo voy a hacer crecer mi familia? ¿Cómo voy a hacer crecer mi pareja? ¿Cómo voy a hacer crecer mis finanzas? ¿Cómo voy a hacer crecer mi casa?

Cuántas pueden decir: yo puedo, porque Dios me ha dado la capacidad por eso. Tenemos que estar atentas a las oportunidades de la vida. Dice Eclesiastés que: «tiempo y oportunidad nos ofrecen a todos», por eso nadie puede decir “a mí no se me dio la oportunidad”, porque dice la Biblia que a todos nos va  venir el tiempo y la oportunidad para hacer crecer lo que él nos ha dado.

En el mundo hay dos clases de personas: las que ven las oportunidades y las dejan pasar, y las que ven las oportunidades y las toman.

Los que habían recibido cinco talentos y dos talentos no se pusieron a discutir entre ellos: ¿por qué a él cinco y por qué a mí dos? sino que vieron la oportunidad de cómo hacer crecer eso, porque sabían que el Señor iba a venir a pedir las cuentas. Y yo quiero decirte que el Señor un día va a decir: “mostrarme todo lo  que hiciste con lo que te di, porque te di la libertad para que produzcas y hagas crecer lo que te di”.

(CONTINÚA…)

Por Alejandra Stamateas

Lee No Soy Sólo Una Cara Bonita 2

Lee No Soy Sólo Una Cara Bonita 3

Lee No Soy Sólo Una Cara Bonita 4

2 Comentarios

  1. Iliana. ¡¡Bienvenida!! Siempre estamos aprendiendo cosas nuevas, y poder aprenderlas de personas maduras y de fe como Alejandra Stamateas es una doble bendición.

  2. me encanta como Dios usa a Alejandra, Gracias, creo que tengo mucho que aprender para ser de ejemplo para muchas mujeres que tengo a cargo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre