Mujeres Cristianas – Siento Desprecio Por Mí Misma 6

 

Continuemos.

D. Una Mujer que se Ama, Reconoce a sus Enemigos.

Hay relaciones que te lastiman y las seguís teniendo, que te consumen energías, en lugar de darte fuerza, te quitan la poca fuerza que tenés y sin embargo, las seguís manteniendo. Cuando una mujer tiene dañada la imagen del papá, tiene dañada la imagen del hombre. Cuando tuviste problemas con tu papá, que fue tu primera figura masculina, vas a tener conflictos con cualquier hombre, con la imagen masculina. Por eso vas a tener que trabajar en eso, en esa imagen herida, en ese dolor que no tener la imagen de papá, te produjo. Y entonces vos empezás a decir malo a todo lo que es hombre.

Hay mujeres que dicen: todos los hombres son iguales, todos los hombres son malos, todos los hombres son infieles, todos los hombres te van a traicionar, todos los hombres son mentirosos porque en lugar de señalar realmente quién es el hombre que te hace daño y decirte la verdad, decís: todos. Y como son todos, te vas con todos después. Por eso especialmente las mujeres hispanas eligen hombres malos, hay hombres buenos pero eligen a los malos, porque tienen esta imagen masculina dañada. Todos los hombres son malos, porque mi papá no estuvo, o fue pasivo, fue borracho, me daba vergüenza y me dañó. Entonces todos los hombres son como mi papá. Y esa estima dañada hace que le digas malo a cualquier cosa y cuando vos le decís, malo a alguien, le otorgás poder, tiene más poder que vos, porque es malo y me puede dañar. Decís: «es malo; le pongo ese título porque a mí me va a dañar», le estás dando poder y entonces ese poder actúa en tu contra, y te buscás al hombre malo.

Y ¿qué es lo malo? Lo malo es toda relación que te mantenga en una actitud pasiva y de dependencia, donde no tenés libertad de hacer nada, ni de decidir, ni de vivir, ni de experimentar, ni nada, ese es tu enemigo. Y tu enemigo no son todos los hombres, tu enemigo es uno, ponele nombre. Cuando le preguntó el rey a Ester ¿Quién es ese que dio ese edicto de matar a todos los judíos? Ella no dijo: todos los hombres del reino, todos lo que te acompañan a vos, todo el séquito que tenés alrededor, no, le dijo: es Amán, ese hombre es el que quiere matar a todo el pueblo.

Tenés que saber ¿quién es la persona que te daña?, no son todos. No es que el mundo está en contra tuyo, no es que el mundo viene a herirte, no es que eres la pobrecita que nunca nadie te da nada y nunca lográs nada en la vida, no, es ese, ese es el que me quiere dañar; pero una mujer que se ama a sí misma, reconoce a quien le va a dañar y se aleja inmediatamente de esa persona.

¿Cómo logró Dios que ésta mujer se amara? Trabajó en el exterior de Ester, porque dice que la vistió como reina, le puso perfumes aromáticos, la trató como una reina y trabajó en el interior de Ester, para que sacara la reina que estaba escondida.

Y Dios dijo, como te dice a vos en ésta tarde: «Yo te hice entrar en un proceso, estoy trabajando externamente e internamente». Por eso vas a ver cantidad de mujeres que llegaron de una manera y ahora tienen la cara cambiada, tienen el rostro transformado, se ven brillantes, se ven hermosas y ellas mismas se asombran que todo el mundo les diga ¿qué te pasó? Porque lo ven externamente, porque cuando Dios hace el trabajo, lo hace por dentro y lo hace por fuera, porque lo que está queriendo decirte Dios es que tenés que revelar la reina que tenés adentro.

¡Hay una reina dentro tuyo, hay una belleza escondida que todavía no ha sido revelada, pero Dios va a trabajar hasta que la belleza se vea!

(CONTINÚA…)

Por Alejandra Stamateas

Lee Siento Desprecio Por Mí Misma 7

Lee Siento Desprecio Por Mí Misma 8

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre