como-superar-un-pasado-dolorosoMatrimonios Cristianos – Cómo Superar un Pasado Doloroso 1

 

Estoy llegando de mi último viaje ministerial (escribe José Luis). Estuve todo el fin de semana dictando conferencias en una gran ciudad a cientos de kilómetros de distancia. No puedo dejar de pensar en las palabras de Juan. Me había escuchado atentamente hablar acerca del diseño de Dios para la familia y, especialmente, para el matrimonio. Estaba regresando a su casa cuando decidió volver y abrir su corazón. Temblaba y sollozaba. Ver llorar a un ser humano conmueve, pero ver llorar a un hombre, conmueve aun más. Comenzó a contarme una historia tristísima de frustración y fracaso matrimonial. Mencionó una y otra vez que él había sido el único responsable de que su matrimonio fuera un fastidio. Era culpable, sin embargo, se sentía arrepentido por haber llevado una vida desordenada.

De pronto, tuve claridad acerca de Juan. Él permanecía atado al pasado, a lo que se había ido y había quedado atrás. Seguía dándole el poder a lo viejo y esto condicionaba su presente haciéndolo miserable a él y a toda su familia.

Con qué asombrosa facilidad nos sucede a nosotros lo mismo que a Juan. Permanecemos atados a lo que fue, a lo que, si vive, sólo vive en el pasado. Juan no se animaba a enfrentar la vida porque estaba pegado al ayer. Y a menos que camines de cara al futuro te pasará exactamente lo mismo.

Siempre hay menos en el ayer y mucho en el mañana. Nunca lo que se fue será mejor que lo que vendrá. Lo prometedor y lo bueno de Dios para tu vida está adelante, en el futuro; allí se encuentra verdaderamente lo mejor.

Hay personas que sistemáticamente priorizan los recuerdos desagradables. Les rinden sus pensamientos. Sus mentes han sido capturadas en esa traición, engaño, infidelidad o pérdida. Recuerdan, reviven y resienten, pero no toman la decisión de poner punto final a ese dolor. Viven atormentadas por sus recuerdos, encadenadas a malas experiencias.

Vivir así es torturante. Rendir pleitesía a los acontecimientos desagradables del ayer malogra el presente y condiciona el futuro de muchas maneras.

No seas de los individuos que pasan la mayor parte de su tiempo pensando en el pasado o en el futuro. Dios está en el presente. El pasado y el futuro son algo que no podrás controlar jamás.

“Es imposible ejercer control sobre el futuro, porque no es real, y nunca lo será. No intentes jugar a ser Dios. Simplemente sé tú mismo y no te cargues de ansiedad y te llenes de miedo. Recuerda que quien vive con los temores no encontrará la libertad del amor de Dios”.

(CONTINÚA…)

Por José Luis y Silvia Cinalli

Tomado de placeresperfectos.com.ar

Lee Cómo Superar un Pasado Doloroso 2

Artículo anteriorParejas – CÓMO SUPERAR UN PASADO DOLOROSO 2
Artículo siguienteDevocional Diario – ONESÍFORO
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre