1. LOS PROBLEMAS MÁS FRECUENTES DEL ENAMORAMIENTO

Enamorarse es una de las experiencias más lindas y maravillosas de la vida, pero para muchos es sinónimo de una fuente de dolor. A continuación te voy a enumerar algunos de los problemas más frecuentes del enamoramiento.

¿Quién no se ha enamorado en algún momento de la vida?

Sin importar sexo, edad o raza, todos en algún momento he­mos atravesado una desilusión amorosa, hemos estado con el corazón roto, y otros tantos otros sinónimos para hablar siempre de lo mismo: de «enamoramientos tóxicos». ¿Cuán­tos de nosotros en alguna oportunidad estuvimos enamora­dos pero no nos hemos animado a decirlo?

Cuánto dolor tienen aquellos que sienten algo por una persona, pero sus muchas barreras e inhibiciones les impi­den expresar este amor. Como dice el cantante argentino Alejandro Lerner en su canción: «Hay algo que te quiero decir y no me animo, yo sé que puede ser el miedo a que me digas que no». Cuánta gente siente cosas maravillosas por otras perso­nas, pero en vez de sentirse bien y cómodos con esa emoción sólo sienten pánico y ansiedad. Y así es cómo, en vez de dis­frutar o permitirse transitar esa emoción, se llenan de pen­samientos negativos…, comienzan a sacar conclusiones apre­suradas y terminan inhibiéndose.

2. NO PUEDO EXPRESAR MI ENAMORAMIENTO

Básicamente las causas de esta inhibición pueden ser:

A. Miedo al rechazo. Para la gran mayo­ría éste es el freno fundamental. Entien­den que si el otro dice no, significa te re­chazo, no vales nada. Entonces callan su amor, lo reprimen, prefieren no arries­garse a nada, y así sufren y se atormentan.

B. Novios = casamiento. Hay personas que sumado a que son muy ansiosas, creen que porque están enamoradas de al­guien, esa persona va a ser con quien se pongan en pare­ja o se casen. La ansiedad de esa expectativa tan alta y qui­zás poco real hace que se inhiban más al tener miedo de cometer un error. Lo que es más, si llegan a ponerse en pareja con esa persona y la relación se rompe, quedan con gran dolor y el sentimiento de duelo se hace muy difícil.

C. Sensación de inferioridad. Sentirse menos, sentir que no se tiene nada para dar, compararse siempre con los de­más y menospreciarse, inhibe y limita a muchas personas. Esta sensación además se alimenta de la idealización del otro, algo que genera muchos conflictos y hablaremos más adelante.

D. Timidez. Es una preocupación extrema por la manera en que somos valorados socialmente, donde los senti­mientos negativos acerca de uno mismo y la ansiedad apa­recen al relacionarse con otras personas. Cuando habla­mos de timidez hablamos entonces de un «miedo social», un miedo a la gente, un temor persistente a quedar expuesto a situa­ciones que provoquen la mirada es­crupulosa de los demás. La vergüenza puede ser paralizante, y anula, frena aun al amor. Muchas personas no pueden ni hablar de sus sentimientos más básicos porque la timidez es tan grande que anula sus pa­labras.

Dicen las encuestas que el 50 % de la población de los EE.UU. es tímida y que en Latinoamérica el 55% de las personas experimentan ansiedad, angustia y mie­do como expresiones de su timidez. Gente conocida como Woody Alien, Jorge L. Borges, Pa­blo Neruda, fueron considerados como tímidos pero ellos lograron encontrar una forma por la cual expresarse. ¿Al­guna vez intentaste poner tus sentimientos en papel? Qui­zás eso sea una gran ayuda.

Extracto del libro “Pasiones Tóxicas”

Por Bernardo Stamateas

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre