pareja-que-no-funcionaMatrimonios Cristianos – Hasta Cuando Luchar Por Una Pareja Que no Funciona 1

 

Pasaje clave: Salmos 91:1-4.

 

En las próximas líneas quiero compartirte algunas ideas acerca de algunos interrogantes comunes que solemos plantearnos frente a una relación de pareja, como: «¿Hasta cuándo tengo que seguir peleando por esta relación?», «¿Vale la pena dejar todo?», «¿Dios estará de acuerdo con la decisión que tomé?», «¿Qué debo hacer?».

Cada vez que hablamos de la pareja no nos referimos a una situación individual, sino a una situación plural que involucra la participación activa de ambos integrantes. Es importante tener eso en claro, porque la mayoría de los conflictos en una pareja aumentan cuando sus integrantes no actúan como tal sino que lo hacen de manera individual.

El gran desafío en una pareja es que ambas personas mantengan sus proyectos personales y que al mismo tiempo construyan proyectos en común. Antiguamente las mujeres no construían proyectos propios, sino que se limitaban a seguir los sueños del varón. Con en el tiempo esa situación ha ido cambiando y en la actualidad tanto la mujer como el varón tienen proyectos propios. Sin embargo, en muchas relaciones resulta difícil encontrar un proyecto en común, y eso genera una gran crisis. A continuación voy a describir algunos motivos por lo que esto sucede:

Un motivo es la desigualad en la pareja. Esto ocurre cuando uno se cree superior o inferior al otro. Cuando esto sucede aparece en dicha relación la sumisión de uno y el dominio del otro. De este modo, se termina llevando a cabo solamente el proyecto de aquel que domina la situación, mientras que el otro se somete a dicho proyecto, ya que considera que lo que proyecta su compañero es más importante. En este caso no existe una pareja, sino solo dos personas que aunque se juntan no tienen nada en común.

Otro motivo es que uno de los integrantes de la pareja cree más en las palabras que en las acciones del otro. Esto le ocurre especialmente a las mujeres. Por ejemplo, hay mujeres que escuchan que su pareja les dice: «Voy a cambiar. Te prometo que voy a hacer algo para que nuestra pareja funcione bien», pero luego esa persona no lleva sus palabras a la acción. Así, ellas no esperan a ver hechos concretos y toman decisiones basándose simplemente en lo que el otro les dijo. Por esa razón es importante que te enfoques más en ver acciones concretas y dejes de escuchar solo palabras.

Un tercer motivo posible es que se hayan armado instituciones dentro de la relación. Esto ocurre especialmente en parejas que durante muchos años han establecido roles rígidos. Por ejemplo, el hombre es el que debe salir a trabajar, mientras que la mujer debe encargarse de las tareas del hogar y de cuidar a los hijos. Esta rigidez no recae solo en los roles sino también en ciertas actividades a las que se han acostumbrado a realizar siempre de la misma manera. Tal sería el caso de que una pareja que por más de veinte años fue visitar a los suegros de uno de ellos todos los domingos por la tarde. Quizás al principio te parezca entretenido, pero con el correr de los años eso te agobia y en cuando querés romper con esa rutina te encontrás con qué es muy difícil, pues se volvió una institución.

Es probable que en ese caso tu pareja te plantee: «¿Cómo vamos a dejar de ir a visitarlos los domingos?» o «Hace muchos años que vamos, no podemos dejar de ir ahora». Con el paso del tiempo el rol o cierta tarea que has venido haciendo se va transformando en una obligación de la que no es fácil salir, pues se convierte en una institución. Por eso, aún cuando hayas estado en pareja por varios años, dejá de armar instituciones al menos desde este momento en adelante.

Por último, muchas parejas no logran consolidarse ni tener un proyecto en común cuando uno de ellos hace algo que al otro no le gustó y no paga un precio por dicha acción. Al no pagar costo alguno esa persona se ve alentada a seguir haciendo aquello que le molesta o le disgusta a su pareja. Por ejemplo, si tu esposo te es infiel y lo perdonás porque dijo que nunca más lo iba a hacer pero no sufre ninguna consecuencia, es probable que lo vuelva a hacer. Lo mismo ocurriría en el caso de que te golpease y lo perdonases sin siquiera tomar medidas al respecto. Es fundamental que recuerdes que cuando el otro no tiene costo alguno por haber hecho algo malo terminará haciendo siempre lo mismo.

(CONTINÚA…)

Por Alejandra Stamateas

Lee Hasta Cuando Luchar Por Una Pareja Que no Funciona 2

Lee Hasta Cuando Luchar Por Una Pareja Que no Funciona 3

Lee Hasta Cuando Luchar Por Una Pareja Que no Funciona 4

Artículo anteriorParejas – HASTA CUANDO LUCHAR POR UNA PAREJA QUE NO FUNCIONA 2
Artículo siguienteMujeres – MI DEPRESIÓN ME ESTÁ MATANDO 3
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre