pareja-que-no-funcionaMatrimonios Cristianos – Hasta Cuando Luchar Por Una Pareja Que no Funciona 2

 

Continuemos.

¿Cómo saber si vale la pena seguir dándole oportunidades a tu pareja para que la relación funcione? En las próximas líneas voy a compartirte algunas ideas al respecto:

1. Tenés que ver si el otro está dispuesto a invertir en la pareja.

Es posible que seas la única que está invirtiendo en tu relación. Quizás tu pareja muestre poco interés de su parte. Tal vez le proponés hacer terapia familiar, pero él no va, o insistís con que vaya a la iglesia y le presentás a un pastor que le tenga toda la paciencia necesaria, pero él va obligado y sin ganas. En ese caso no hay un proyecto de pareja, sino un proyecto personal, ya que la única que está invirtiendo en la relación sos vos. Aunque el otro te diga que quiere cambiar o que desea que la pareja funcione de una manera distinta, de nada sirve si él no está dispuesto a comprometerse con ese vínculo que tienen.

Para darte cuenta si el otro está interesado en invertir o no, tenés que analizar si sos la única que está accionando o si él también tiene interés y pone su mejor esfuerzo para que la pareja salga adelante. A la hora de hacer ese análisis no creas en las palabras sino en las acciones concretas de tu pareja. Si él quiere invertir en esa relación va a hacer terapia de pareja o va a ir a la iglesia para ver si Jesús puede hacer algo con ustedes.

Ciertamente, cuando somos fieles y perseverantes encontramos la manera de lograr el objetivo que perseguimos. En cambio, cuando el otro no quiere invertir te va a prometer que va a cambiar y hasta se puede largar a llorar, pero en los hechos no se verá esa actitud. En este punto vale la pena destacar que tu pareja debe optar estar con vos por la pareja y no por los hijos. Lamentablemente, muchos matrimonios colocan a sus hijos en medio de sus peleas cuando en realidad deberían distinguir bien la paternidad de la relación de pareja. Es importante que sepas que aunque la pareja no prospere, eso no significa que él o vos no puedan seguir siendo padres responsables.

 

2. Establecé condiciones.

En el caso de que ambos asuman el compromiso de invertir en la pareja deben empezar a construir lazos y aceptar reglas de funcionamiento. Dichas reglas deben ser producto del consenso, ya que si alguno de los dos se las impone al otro no se logrará establecer un proyecto en común. Entre otras cosas, esto implica que se pongan de acuerdo en los roles que van a ocupar, en la manera en que van a llevar a cabo las actividades que se distribuyan y en aquellas situaciones o conductas que van a evitar porque les molesta. En términos generales, las mujeres ceden a muchas cosas con tal de tener al hombre que aman a su lado, pero luego se terminan frustrando porque aceptaron las reglas que el otro les impuso.

Por otro lado, es importante que dejen en claro los sentimientos que sienten mutuamente para establecer un verdadero vínculo de pareja y no una relación en la que vos sos la madre que lo cuida y él el hijo rebelde que siempre necesita de vos. En cierta ocasión una mujer me comentó: «Mi esposo me fue infiel pese a que siempre lo ayudé a crecer en todas las áreas de su vida. Lo motivé para que estudiase en la universidad, le brindé mi apoyo cuando abrió su empresa, pero luego de crecer y ganar mucho dinero decidió dejarme. Sin embargo, ahora estoy contenta porque lo pude superar y estoy conociendo a un muchacho a quien estoy aconsejando por unos problemas que tuvo. La verdad que estoy mucho mejor. ¡Volvía a sentirme útil!».

Pese a las buenas intenciones que tenía esta mujer, no se daba cuenta de que con su ex esposo se había comportado como madre y que ahora volvía a desempeñar ese rol. Del mismo modo, muchas mujeres vuelven a repetir ese circuito porque se sienten heroicas y necesarias. Por esta razón es que tenés que ver cuáles son las emociones de ese amor y constatar que el otro te ame de la manera que vos querés. De lo contrario, él te dirá: «Te amo porque sos como mi madre», «Te amo porque siempre estuviste ahí cuando te necesité», «Te amo como la mamá de mis hijos» o «Te amo pero no como amante, sino como una buena mujer». Si no aceptás que te ame de esa manera o que tenga un sentimiento por vos pero salga al mismo tiempo con otras mujeres, tenés que ponerle condiciones a ese amor y hacerle saber al otro de qué manera querés ser amada.

(CONTINÚA…)

Por Alejandra Stamateas

Lee Hasta Cuando Luchar Por Una Pareja Que no Funciona 3

Lee Hasta Cuando Luchar Por Una Pareja Que no Funciona 4

Artículo anteriorParejas – HASTA CUANDO LUCHAR POR UNA PAREJA QUE NO FUNCIONA 3
Artículo siguienteParejas – HASTA CUANDO LUCHAR POR UNA PAREJA QUE NO FUNCIONA 1
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Casado y padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre