Matrimonios Cristianos – La Baja Estima Femenina 1

 

Aunque nos parezca increíble, la baja estima fue señalada como el problema más grave que afecta a las mujeres. Más de 50% de las mismas, la colocaron en el primer lugar de la lista, y casi 80% la señaló entre los primeros cinco lugares. Este resultado coincide totalmente con mis propias investigacio­nes y expectativas al respecto.

La baja estima, el complejo de inferioridad y la falta de confianza en sí mismas, incluso en mujeres saludables y felizmente casadas, están arraigadas en lo más profundo de la personalidad. Con mucha frecuencia, después de cinco minutos transcurridos durante una sesión de consulta con un especialista, estos problemas hacen su aparición. Sentimientos de inutilidad, en todas las esferas, subvaloración de las potencialidades personales, son todo un estilo de vida, o mejor aún, un constante estado de desesperación para millones de mujeres.

Pero, ¿cuál es el significado de la depresión? ¿De dónde surge está arraigada sensación de inadaptación? Quizás yo pueda expresar los conflictos y ansiedades que bullen en una mente insegura. En una tranquila tarde, una mujer se halla sola en su casa y comienza a sentir pensamientos de an­gustia, sin motivo aparente: ¿Por qué no suena el teléfono casi nunca? Es que ya soy incapaz de hacer nuevas amistades, y sobre todo, de alguna que valga la pena. Necesito tanto una persona con quien desahogar mis penas, porque con mi marido, ni modo. Pero, ¿dónde se encuentra esa persona?

Esta mujer piensa que si los demás la conocieran verdade­ramente, la estimarían, pero se siente aterrada cuando cree que ha hecho el papel de tonta delante de sus amistades, o en su propia casa. Es muy desdichada al imaginarse que otras personas poseen más talento y habilidades que ella. Se con­templa a sí misma como una mujer sin atractivos, sin perso­nalidad y totalmente incapaz de hacer algo bien hecho. Y sospecha que ha fracasado en todas las esferas de la vida y el matrimonio. Está constantemente insatisfecha de sí misma, y le encantaría ser otra persona. Sufre al pensar que no es amada ni tampoco digna de serlo. Vive sola y triste. Sufre de insomnio y se pasa la vida pensando que nadie la quiere. Aun en medio de la noche las lágrimas fluyen a sus ojos, porque está saturada de autoconmiseración. ¡Todo lo mencionado es lo que significa la depresión!

Estoy seguro que existen lectores que afirmarán que jamás han tenido una experiencia parecida al ejemplo que puse anteriormente. Conozco mujeres que han sido como superes­trellas durante su niñez. Niñas hermosas; bellísimas jovencitas; reinas en sus hogares y líderes entre amigas y compañeras de trabajo. Pero son excepcionales aquellas que en algún momento de la vida no han experimentado la desazón de la inseguridad. Ahí radica precisamente la fuente de depresión femenina, que se esconde como secreto amargo. Debido a esto, para la inmensa mayoría de las mujeres la identificación con esta clase de prisión emocional es casi instantánea.

¿La ha sentido usted alguna vez?

¿Jamás se ha sentido infeliz y fracasada en su vida?

Si su respuesta ha sido afirmativa lo que sigue a continuación le servirá de gran utilidad para solucio­nar este problema de su esfera emocional.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro «Lo que las Esposas Desean que los Maridos Sepan Sobre las Mujeres»

Por James Dobson

Lee La Baja Estima Femenina 2

Lee La Baja Estima Femenina 3

Lee La Baja Estima Femenina 4

Lee La Baja Estima Femenina 5

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre