reconocimiento-de-la-pareja-que-dios-ha-aprobado-para-tiMatrimonios – Reconocimiento de la Pareja que Dios ha Aprobado Para Ti 1

 

El matrimonio no es un mero centro de reproducción de bebés. El matrimonio es suelo fértil donde tú siembras tu paciencia, tu amor, tu entusiasmo, y lo ves multiplicarse en tus seres queridos, quienes celebran tu presencia.

Dios nunca te dará un regalo que reemplace su presencia. Por eso un compañero no está diseñado para producir tu gozo. La presencia de Dios crea tu gozo (Salmo 16:11).

Tu compañero es un regalo de parte de Dios para tí. Ese regalo está diseñado para: 1) proteger tu enfoque; 2) reducir distracciones; y 3) crear un clima de protección.

Por lo tanto, piénsalo dos veces antes de entrar en una relación sentimental con alguien.

 

1. Piénsalo dos veces si no tienes un deseo apasionado de dar. La prueba del amor es el deseo de dar (Juan 3:16). Deberías desear dar tiempo, el mayor don que Dios te dio. La prueba del amor fuera de lo común es la inversión del tiempo.

2. Piénsalo dos veces si no posee un deseo apasionado de darte a tí también. No me refiero a regalos caros. Un oído que escucha, flexibilidad, paciencia y la disposición de ser corregido son regalos de mucho mayor estima.

3. Piénsalo dos veces si tus logros personales no crean entusiasmo en tu pareja. Cuando suceden cosas buenas, ¿quién es la primera persona a quien tú deseas telefonear? Presta atención a ello. El amor fuera de lo común no compite con el éxito del otro. Gusta, saborea y disfruta del placer y del éxito del otro.

4. Piénsalo dos veces si ellos no han sido cautivados por lo que te ha cautivado a tí. No es suficiente que tu compañero sea cautivado por tí; también debe ser movido por las mismas cosas que te mueven a tí.

5. Piénsalo dos veces si has perdido el deseo de impresionarlo. Una mañana miraba a una esposa despidiendo a su marido. Ella estaba en la puerta despidiéndose con su mano. Le faltaban botones a su bata, tenía un bolsillo roto y algunas manchas del desayuno; sus cabellos lucían los tubos de rizar, ella era todo lo que un hombre quiere olvidar. Pude entender por qué él estaba tan emocionado por conducir hacia su trabajo… donde alguien lo saludaría en la puerta con una gran sonrisa, ropa planchada y un perfume para impresionarlo. Tú eres un sistema de mensajes caminando para aquellos a quien amas. Algo está mal cuando ya no deseas presentarte de la mejor manera frente a tu compañero.

6. Piénsalo dos veces si nunca hacen preguntas de calidad con respecto a tus mayores sueños y metas. Las preguntas revelan deseos, revelan humildad.

7. Piénsalo dos veces si ignora el consejo valioso de mentores calificados en su vida. ¿Quiénes son sus héroes? Uno llega a ser como aquellos que admira. Uno adapta los hábitos de aquellos que envidia. ¿Quién es su mentor principal? ¿A los pies de quién se sientan consistentemente? Si se revelan contra el consejo de su pastor, están viviendo sin disciplina, sin cobertura y sin consejo. La trajedia está a la vuelta de la esquina.

8. Piénsalo dos veces si no ves mejoramiento continuo en la relación. El mejoramiento es revelado por la disminución de conflictos. El unirse debe incrementar la unidad y traer un descenso en la disputa y la discución.

9. Piénsalo dos veces si muetran poco dolor o remordimiento en cuanto a sus errores y pecados pasados. Aquellos que realmente se arrepienten, verdaderamente sufren. La gente arrepentida no es arrogante. La gente arrepentida no culpa a otros por sus decisiones. Cuando el arrepentimiento no es expresado, a menudo la ofensa vuelve a ocurrir. Algunas personas nunca se arrepienten por sus errores pasados. ¿Por qué? No poseen un verdadero temor de Dios. Creen que están por encima del juicio. Es inútil buscar una relación con quien no posee temor de Dios.

El temor de Dios mantiene fiel al compañero. La belleza no lo hará.La belleza no puede garantizar fidelidad. El temor de Dios nos mantiene fieles.

10. Piénsalo dos veces si disfruta del clima y de la atmósfera de los rebeldes. Obviamente, Dios ama atodos sin importar nuestro pecado. Sin embargo, cualquier cosa que aflija el corazón de Dios debería aflijirnos a nosotros. Cualquier cosa que enoja a Dios debería enojarte a tí. Cualquier cosa que entristezca a Dios debería entristecerte a tí.

Si insistes en salir con alguien que se siente cómodo con la gente rebelde, terca, arrogante, y gente que desprecia a Dios… tu corazón será quebrantado.

(CONTINÚA…)

Extracto del Libro «La Ley del Reconocimiento»

Por Mike Murdock

Lee Reconocimiento de la Pareja que Dios ha Aprobado Para Ti 2

Lee Reconocimiento de la Pareja que Dios ha Aprobado Para Ti 3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre