reconocimiento-de-la-pareja-que-dios-ha-aprobado-para-tiMatrimonios – Reconocimiento de la Pareja que Dios ha Aprobado Para Ti 2

 

Continuemos.

11. Piénsalo dos veces si la atmósfera de los incrédulos los entusiasma. Yo amo la presencia de Dios. Me desvivo por su voz. Estoy extasiado por su Palabra. Mi atmósfera favorita no es una llena de humo de cigarrillo, saturada de maldiciones, chistes sucios, y una multitud bebiendo cerveza. Mi atmósfera favorita es la Casa de Dios, con las manos levantadas, amando, alabando y adorando a Aquél que me creó. No tienes futuro con alguien que insiste en alimentar su pasión en la atmósfera de los impíos.

12. Piénsalo dos veces si tienes una obsesión por atraer la atención del sexo opuesto. Algunas mujeres son infelices a menos que cada hombre, en las reuniones gravite alrededor de ellas como el «centro de su atención». He conocido hombres que no pueden pasar delante de un espejo sin sentarse por un momento y mirarse, magnetizados por la belleza que perciben.

13. Piénsalo dos veces si quebrantar la ley les es gracioso y emocionante.

14. Piénsalo dos veces cuando es obvio que tú nunca te convertirás en el foco de su atención y ni en su misión. Puede que te disfruten, que se rían contigo y hasta que gusten de tí. Aún puede que sean verdaderamente fidedeignos como confidentes. Pero, una pareja es un asunto diferente. Buenos hombres y mujeres de Dios a menudo tienen matrimonios miserables. Públicamente, sus vidas se ven glamorosas y excitantes. Algunos hasta son famosos y bien conocidos. Pero desprecian su matrimonio porque han cesado de ver al otro como su verdadera misión.

15. Piénsalo dos veces cuando acepta una acusación en contra tuya antes de haber escuchado tu versión del asunto.

16. Piénsalo dos veces si no han salido pacíficamente de relaciones anteriores. Muchos disfrutan las peleas. Destruirán cualquier cosa que no pueden poseer o controlar. La paz los aburre. El silencio les da náuceas. La guerra es su combustible. Será imposible tener un matrimonio agradable con ellos.

17. Piénsalo dos veces si sus padres sienten desprecio por tí o por tu misión en la vida. La línea de sangre es más poderosa de lo que se puede imaginar. Es algo espiritual. Es una conexión espiritual. Dios mismo lo diseñó.

18. Piénsalo dos veces si se rehúsan a sentarse consistentemente bajo el mentorado de un líder espiritual. La falta de disposición de sentarse bajo la guía de un hombre probado de Dios es una devastadora revelación de fracaso potencial.

19. Piénsalo dos veces si los problemas sin importancia desatan montañas de enojo en ellos.

20. Piénsalo dos veces si se rehúsan a encontrar un trabajo. Es un pecado no trabajar. Yo nunca dejaría que mi hija se casara con un hombre que no tuviera la voluntad de ganarse la vida. El dinero es una recompensa para solucionar problemas. Si nunca tienes dinero probablemente te rehúsas a resolver los problemas más cercanos a tí, o para alguien a quien deberías resolverlos. (2º Tesalonicenses 3:10-14). Las mujeres productivas atraen a los hombres productivos. Ruth atrajo a Booz.

21. Piénsalo dos veces si sus propios sueños no son lo suficientemente grandes para motivarlos. Si pueden dormir todo el día, mirar televisión toda la noche y se rehúsan a producir algo significativo con sus vidas… mejor que pienses dos veces antes de derramar tu vida en ellos.

22. Piénsalo dos veces si no están cómodos en la presencia de Dios. Como le dije a una de mis hermanas: Puedes salir con un hombre que sea guapo, que haya desarrollado músculos; pero si odia la presencia de Dios, no hay esperanza de que la grandeza sea engendrada dentro de él. El hombre que ves nunca será más de lo que ves hoy. Cada predicador se convertirá en su rival. Llegará a ser intimidado por tu asistencia a la Iglesia. Cuando vuelvas tarde a casa  después de la reunión del miércoles por la noche, te acusará de que conociste a alguien más «por allí». Los hombres no salvos a menudo son intimidados por los hombres creyentes porque saben en su corazón que un hombre que camina con Dios tiene algo que a ellos le falta.

23. Piénsalo dos veces si se sienten inferiores a tí. Es importante que aquel que camina a tu lado se sienta seguro, calificado y llamado por Dios para ser tu pareja.

24. Piénsalo dos veces si no buscan entenderte y complacerte. El amor fuera de lo común anhela complacer al otro. ¿Qué disfrutas? ¿Qué libros te encanta leer? ¿A dónde quieres ir de vacaciones? ¿Cuál es tu flor favorita? Tu pareja debe anhelar saberlo.

25. Piénsalo dos veces si existe constante disputa entre ellos y sus padres. Honrar a nuestros padres fue el primer mandamiento con promesa. Los que celebran y festejan la autoridad sobre sus vidas, finalmente triunfarán.

26. Piénsalo dos veces si tratan el favor de otros con ingratitud.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro «La Ley del Reconocimiento»

Por Mike Murdock

Lee «Reconocimiento de la Pareja que Dios ha Aprobado Para Ti» 3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre