Matrimonios Cristianos – Salir de la Viudez 3

 

Continuemos.

3. La Vida no se Acabó.

Todos nacemos con un gran potencial y deseos de formar pareja y tener una familia. Sin embargo, diversas «piedras» caen en nuestro camino y obstaculizan ese desarrollo normal. Sólo cuando identificamos esas piedras y las quitamos, la normalidad vuelve a fluir desde nuestro interior.

No hay una fórmula ni pasos mágicos que uno puede realizar en la viudez para superar el dolor y seguir adelante. Debemos ser sinceros con nosotros mismos a fin de identificar las piedras que obstaculizan el camino y entonces poder correrlas. En su excelente libro La pérdida afectia, John Bowlby sostiene que el duelo patológico tiene las siguientes características:

  • Anhelo inconsciente de la persona perdida.
  • Reproche inconsciente contra la persona perdida, expresado en constantes reproches a uno mismo.
  • Cuidado compulsivo de otras personas.
  • Persistente incredulidad de que la pérdida sea permanente.

Enfrentar: esta es la palabra clave; suena duro pero es lo más sano. La mejor actitud es enfrentar tu dolor, tu pérdida, tu vacío. Nunca vas a aceptar si no te decides primero a enfrentar, a soltar los recuerdos, a renunciar a esa pareja, a dejar atrás los buenos y los malos momentos. Es una etapa que pasó, que ya fue. Tienes que despojarte de la ropa, los objetos, las fotos. Enfrentar y aceptar es cerrar el capítulo del pasado para poder caminar nuevamente hacia el futuro.

 

4. El Cuidado de Dios.

En la Biblia encontramos que las viudas reciben un cuidado especial de Dios. Él ha prometido cuidarnos, ha prometido caminar con nosotros. Sin embargo, debemos cumplir con la parte del pacto que nos corresponde, que es buscarlo. Él es nuestra fuente de vida; por eso necesitamos buscarlo, experimentar su amor y caminar en su Palabra.

A. Dios se Ocupa Especialmente de las Viudas.

Las viudas reciben del Señor un caudal especial de fuerzas espirituales. En la Biblia no representan una imagen de «pobreza» sino todo lo contrario, de fortaleza. Las viudas son nombradas de manera espe­cial en la Palabra de Dios, y utilizadas para sus propó­sitos. Consideremos algunos pasajes:

  • Padre de huérfanos y defensor de viudas es Dios en su santa morada (Salmo 68:5)
  • Jehová guarda a los extranjeros; al huérfano y a la viuda sostiene (Salmo 146:9)
  • Jehová derriba la casa de los soberbios, pero afirma la heredad de la viuda (Proverbios 15:25).

 

B. Jesús Advierte Contra los Inescrupulosos.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación (Mateo 23:14).

 

C. Las Viudas deben recibir Ayuda de la Iglesia.

Sea puesta en la lista sólo la viuda no menor de sesenta años, que haya sido esposa de un solo marido, que tenga testimonio de buenas obras: si ha criado hijos, si ha practicado la hospitalidad, si ha lavado los pies de los santos, si ha socorrido a los afligidos, si ha practicado toda buena obra (1 Timoteo 5:9-10).

 

D. Las Viudas pueden ser Fuertes y Perseverantes.

También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre y no desmayar, diciendo: «Había en una ciudad un juez que ni temía a Dios ni respetaba a hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él diciendo: ‘Hazme justicia de mi adversario! Él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: ‘Aunque ni temo a Dios ni tengo respeto a hombre, sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo me agote la paciencia (Lucas 18:1-5).

 

E. Las Viudas pueden ser Activas y Serviciales.

Pedro se levantó entonces y fue con ellos. Cuando llegó, ¡o llevaron a la sala, donde lo rodearon todas las viudas llorando y mostrando las túnicas y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba con ellas (Hechos 9:39).

Extracto del libro “Solos y Solas”

Por Bernardo Stamateas

6 Comentarios

  1. Hola
    Necesito ayuda para mi mamá. Enviudó hace dos meses y ha sido bastante duro para ella, igual para mi porque no solo perdí a mi padre si no que estoy viendo dia a dia como mi madre se deprime. No hemos dejado de orar pidiendole fortaleza a Dios y se que Él nos está ayudando, sin embargo me gustaría saber tal vez algunos nombres de libros que le pudieran servir a ella, ojala cristianos. Gracias por su atención.

    • Hola Adriana. ¡¡Bienvenida!! Mira, más que un libro yo te recomendaría que ella haga una consulta con un terapéuta (psicólogo) cristiano que la ayude a procesar la pérdida y la guíe en el proceso normal del duelo. Su depresión hasta este momento es normal y natural. Es la reacción lógica ante la pérdida del ser amado con quien ha compartido su vida. Entiendo cómo te sentís. No trates de «hacerla sentir bien», solo acompañala y si podes conseguir ayuda profesional sería muy positivo además del respaldo espiritual y de la búsqueda de Dios.

  2. Si, pero no dice nada de los viudos. En ese aspecto los hombres viudos Dios seguro los desecha o no los toma en cuenta. Sino digame lo contrario.

    • Hola Oscar. ¡¡¡¡Bienvenido!! No te lo tomes tan a pecho… Dios tiene en cuenta tantoa los viudos como a las viudas, pero en la época en la que Pablo escribió, el hombre tenía más recursos, posibilidades y oportunidades que la mujer, por eso (y no por ningun otro motivo) pone todo el énfasis en sostener, cuidar y no desamparar a las viudas.

  3. Dios siempre nos da respuesta de una o otra manera, tengo 4 años de viuda, y hoy precisamente le comentaba a una amiga hermana en Cristo que le pedia al Señor que me quitara este recuerdo de mi esposo que cada dìa lo necesitaba màs, que siempre lo recuerdo a cada instante, sus pertenencias la dìa excepto por sus libros y escritos y algunas camisas y un baston es lo que tenemos nuestra hija y yo de el, pero la necesecidad de el es en el cada dìa de mi vida, y le pedi anoche al Señor que fuera el quien llenará esto que siento, que ya no queria màs sentir lo que siento, esa falta de el, fue mi esposo, tuve 21 años de casada con el del cual 16 años tras una enfermedad lo tuve a mi cuidado junto con mi hija, fue mi pastor, mi apoyo, a pesar de tantas dificultades de salud, pero no es bueno que siga este proceso lo quiero soltar, se que es aun reciente y tambièn que Dios me ayudara a superarlo. Gracias por esta articulo me confirmo que ya es tiempo de soltar este siclo, Dios le bendiga

    • Hola Matilde. ¡¡Bienvenida!! Cuánto me alegra que este escrito te haya sido de bendición y haya servido para traer paz a tu vida. Bendiciones!!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre