Matrimonios Cristianos – Y Para Tí, ¿Qué es un Mujerón?

 

Estaban dos hombres hablando sobre qué es un mujerón.…
Uno de ellos comenzó a describir lo que para él significa un mujerón: Describió sus pechos, su cintura, sus labios, sus piernas, su cola y el color de sus ojos.

Decía que un mujerón tiene que ser una rubia de 1,80 mt, siliconizada y de sonrisa perfecta.

Mujerones dentro de ese concepto no existen muchas, pero que las hay, las hay.

Y para tí: ¿cómo debería ser un mujerón?, le pregunta a su amigo. Éste, meditando un rato, comenzó a describirla:

Un “mujerón” es aquella que toma dos autobuses para ir a su trabajo y dos más para regresar. Que cuando llega a su casa, encuentra un cesto de ropa para lavar, los deberes de los niños para revisar y una familia hambrienta para alimentar.

Un “mujerón” es aquella que va de madrugada a hacer cola para garantizar la inscripción de sus hijos en el mejor colegio y aquella jubilada que pasa horas parada haciendo cola en un banco para cobrar una pensión insultante.

Un “mujerón” es la empresaria que administra decenas de funcionarios de lunes a viernes y una familia todos los días de la semana.

Un “mujerón” es aquella que regresa del supermercado con varias bolsas después de haber comparado precios y hacer malabarismos con el presupuesto.

Un “mujerón” es aquella que se pone cremas, se maquilla, hace dieta, ejercicio, usa tacones y lencería, se arregla el pelo y se perfuma, sin tener ninguna invitación para ser portada de revista.

Un “mujerón” es aquella que lleva los hijos al colegio y los va a buscar, los lleva a las clases de natación y los va a buscar, los lleva a la cama, les cuenta historias, ora con ellos, les da un beso y apaga la luz.

Un “mujerón” es aquella madre del adolescente que no duerme mientras éste no llega sano y salvo a casa y que bien temprano por la mañana ya está levantada, calentando la leche y haciendo el café.

Un “mujerón” es aquella que sabe dónde está cada cosa, lo que cada hijo siente y cuál es el mejor remedio para la acidez, para los deditos magullados y para las pesadillas.

Dedicado a todas mis amigas, conocidas y desconocidas, que son un “MUJERÓN”.

Y a mis amigos… que tienen un “MUJERÓN” en casa y no se acuerdan de valorarla y amarla…

«Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; porque fuerte como la muerte es el amor y duro como el seol los celos…» (Cantares 8:6).

«Maridos amen a sus mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella…» (Efesios 5:25).

Tomado de devocionalescristianos.org

4 Comentarios

  1. Hola Fernando. ¡¡Bienvenido!! ¡Qué bueno lo que compartís! Y qué bendición que puedas reconocer y valorar a la mujer que tenes a tu lado. Ella también debe estar orgullosa de vos. ¡Gracias por compartir!! Sigan creciendo, amándose y conquistando juntos todos sus sueños en el Señor.

  2. En lo personal tengo una gran mujer como esposa, una gran mujer como madre de mi hijo; mi matrimonio no es perfercto siempre estamos constantemente aprendiendo a superar los inconvenientes que nos salen en el camino, tambien sabemos que cunto más trabajamos en la iglesia hay alguien que quiere que tropecemos en nuestrro matrimonio, es por eso que debemos estar cada día en comunion con nuestro padre celestial para estar fortalecidos en el gran amor de nuestrro Dios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre