Poesías de Navidad – Yo Sé Niño de Belén

 

Yo sé, niño de Belén

que naces para morir,

porque la muerte me cerca,

porque me abate el sufrir.

Porque son noches y noches

las que me llevan al fin

donde el penar de los muertos

es un oscuro vivir.

 

Yo sé, niño de Belén,

que tu tierna piel será

maltratada con azotes

que tu sangre harán brotar,

y escribirán en tu espalda

unos surcos que dirán:

«En casa de mis amigos

no me quisieron amar.»

 

Yo sé, niño de Belén,

que tengo la culpa yo,

que tú quieres ser mi amigo,

que quieres llevarme a Dios;

y siendo amigo no quise

abrirte un pecho de amor,

¡Ay!, yo dejé que nacieras

y tu cruz no me importó.

 

Yo sé, mi niñito amado,

yo sé, mi tierno Jesús,

que todavía me esperas

más allá del cielo azul.

Y también sé que el reproche

que merece mi actitud,

jamás saldrá de tus labios,

porque el amor eres tú.

 

Pero sé, niñito hermoso,

que si en esta Navidad

dejo que corran las horas,

las horas no pasarán;

y mi corazón de piedra

del establo no saldrá

para subir al Calvario

y verte, muerto, triunfar.

 

Yo sé, niño de Belén,

que hoy debo decidir

si mi corazón te sigue

hasta tu hermoso morir.

 

Que si me quedo…, y me quedo…

no podré gozar el bien;

te acepto, mi niño hermoso,

te adoro, Dios de Belén.

Por Jorge Pradas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre