En los censos que se hicieron en Alemania, Francia y EEUU en el que entre­vistaron a 27.329 personas, el 12% reportó tener experiencias de aparecidos. En los EEUU de 17.000 personas el 10% reportaron ver apariciones tanto de vivos como de muertos.

En 1980 la Universidad de Chicago nos dio la siguiente estadística: el 42% de la población adulta y el 67% de los viudos reportaron experiencias. De éstas el 78% eran imágenes visuales, 50% ruidos y voces, 21% sensaciones táctiles, 32% sensaciones de una presencia, 18% una comunicación con los desaparecidos y un 46% de fenómenos combinados.

Hoy los ocultistas nos dicen que estas apariciones son los cuerpos astrales, fantasmas, espíritus de muertos, ángeles, mensajeros de Dios, como por ejemplo, las apariciones marianas. Imágenes femeninas luminosas como la virgen María, las cuales le han aparecido en más de una oportunidad a personas, incluso a grupos, con música celestial, cosas que giran, arbustos en llamas. Pero siempre la persona queda rindiéndole culto a ¡a imagen que ve aparecer.

Digamos algo sobre los «espíritus ruidosos» o poltergeist La palabra viene del alemán porta, golpear y gueis; espíritus.

Se refiere a los espíritus traviesos que provocan ruidos, que mueven objetos, dan alaridos, voces extrañas. Ya desde la antigüedad se ha informado de estos espíritus. Toda invocación a espíritus o apariciones de espíritus inmundos debe ser reprendida, prohibiéndoles su aparición sobre la vida de nuestro aconsejado.

El hecho de manifestar sensaciones fantasmáticas o espíritus inmundos es algo muy frecuente. Cualquier consejero o pastor ha tenido como parte de su ministerio ir a orar a hogares, reprender, sentir, ver y presenciar manifestaciones espirituales.

Estos fenómenos, llamados también encantamientos, incluyen apariciones, ruidos, olores, sensaciones táctiles, movimientos de objetos, etc. Algunas personas manifestaron que en su hogar anteriormente vivían animales o personas muertas o que atraían a los muertos cuando aún vivían; ahí ocurrieron muertes violentas.

Este tipo de apariciones son breves, pueden durar semanas o años y a menudo las personas que viven en la casa siente opresión. Estos espíritus varían en apariencia, pueden manifestarse como sombras, personas o animales o como figuras casi transparentes blancas o negras, vestidas o no. Algunos son horribles, les falta la cabeza u otras partes del cuerpo.

Algo risueño fue cuando entre 1929 y 1938 Harry Price, uno de los investi­gadores psíquicos armó un equipo para cazar fantasmas que hoy ha dado lugar a la moderna película Los cazafantasmas. También se ha dado lo que se conoce como fenómeno de la voz electrónica; al grabar ciertas voces aparecen detrás voces sobrenaturales que son audibles y que se identifican con la de ios espíritus de los muertos.

También se desarrolló la fotografía paranormal de espíritus que se exhibieron desde sus orígenes en 1861.

Luego se desarrolló la fotografía Kiriian para poder fotografiar el aura o el campo kiomagnético de ia persona.

Su inventor fue el electricista ruso Semion Kiriian, pero nada de esto ha sido comprobado desde el punto de vista científico.

Fue llamado en sus comienzos electrografía o fotografía electrográfica. Kiriian usó su propia mano para su primer experimento y fotografió un extraño resplandor proveniente de la punta de sus dedos. Él y su esposa Valentina, una bióloga experimentaron fotografiando objetos inanimados y seres vivos.

Así gradualmente fueron desarrollando su aparato y se dice que la foto Kiriian puede revelar los estados de salud y las emociones a través del cambio en el brillo, colores y modalidades de la luz que emanan de la persona. Las experiencias con lo oculto han sido percibidas por muchas personas e incluso muchos científicos.

Extracto del libro Ocultismo y Sanidad Interior

Por Bernardo Stamateas

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre