Sanidad Interior – El Aislamiento 1

 

Pasaje clave: 2º Samuel 11:2.

 

Todo lo bueno viene de Dios, es por eso que no debés aislarte de Él. La soledad es cuando literalmente uno está solo, sin gente. A veces es bueno estar solo para pensar, orar, reflexionar, pero el aislamiento siempre es negativo.

El aislamiento es una barrera que no permite que te relaciones con los demás. El enemigo siempre va a tratar de levantar una barrera para que te cierres. Tratará de aislarte, siempre.

Dice la ley de entropía que todo lo que se cierra, termina deteriorándose. Cuando una persona se cierra termina echándose a perder. Y el enemigo siempre va a tratar de levantar un muro, dividirte, separarte, para que no puedas relacionarte.

 

1. El Enemigo Tratará de Aislarte de la Gente de Fe.

El enemigo va a sacarte de la iglesia, va a alejarte. El asunto es que vos y tus hermanos son la iglesia. Satanás va a tratar que estés presente, pero aislado. Las personas que no pueden conectarse con los demás tienen las siguientes características:

A. Son tímidas. Les cuesta hablar, tienen miedo a hacer el ridículo, se ponen coloradas, les transpiran las manos, se ponen nerviosas y tienen vergüenza.

Son más que tímidas. En psicología se las llama «esquizoides «: la persona esquizoide observa pero no participa. Está pero tiene una represión de las emocio­nes y de los pensamientos tan grande que quieren hablar pero no pueden. Quieren opinar pero no pueden.

B. Tienen mentalidad de hijo único. El hijo único tiene muchas cosas buenas, pero muchas cosas difíciles por superar. No sabe compartir – ni los juguetes, ni el amor de mamá y papá-. No puede congregarse en la iglesia porque tiene mentali­dad de hijo único. Es yo, y solamente yo, y nadie más que yo. Tampoco sabe trabajar en equipo.

C. «No les cayó la ficha». Vienen a la iglesia porque viene su familia o porque la traen. Adora, canta al Señor, pero en el espíritu no entendió nada. Es la persona que al primer problema que tiene desaparece. Parece que había echado raíces pero en el fondo no logró conectarse, siempre estuvo aislada.

D. Ha sido lastimada. Estas personas repiten siempre el mismo ciclo: «Confío, me lastiman, por ende me aislo». Dice: «Yo no tengo ningún problema con Dios, pero no creo en la iglesia»; «No creo en los pastores»; «No creo en nada»; «Desde mi casa, tengo mi comunión»; «Creo en Dios a mi manera».

Esta gente ha sido dividida del cuerpo de Cristo. Por eso tenemos que aprender a estar dentro del cuerpo. ¡Hay que congregarse! Tenés que aprender el valor que tiene ser parte de la iglesia.

Hay una unción corporal que Dios levantará en este tiempo. Ninguno de nosotros individualmente supera la unción que se forma cuando trabajamos en equipo. ¡Es tan poderoso cuando la iglesia se reúne que las bendi­ciones se multiplican y la Gloria se multiplica! La bendición que Dios derrama en el cuerpo cae sobre la vida de cada persona para siempre.

Es importante entender que nos conviene congregarnos. ¡Congrégate!, porque dentro de la iglesia hay personas puestas por Dios que van a darte una palabra profética que te sanará y te restaurará. Aprende a no recibir nada de lo malo y abrazar todo lo bueno que Dios te da.

Cada vez que te maldigan decí: «No lo recibo, te lo llevás con vos». Por el contrario, abrazá todo lo bueno, todo lo justo, todo lo honesto. Declará: «Todo lo malo no me afecta porque no lo recibo, va de vuelta al que me lo envió».

En suma, el enemigo tratará de sacarte de la iglesia ya que cuando venís y te conectás con gente de bendición, hay una unción, una conexión divina que sinto­nizamos la cual cae sobre nuestras vidas.

 

2. El Enemigo Tratará de Aislarte de la Presencia de Dios.

El diablo te hace creer que Dios mandó la muerte que vino a tu casa o la enfer­medad que tenés ahora. Te hace creer que ese hijo se murió porque no tuviste fe… ¡Encima siempre viene un legalista retrógrado, cavernícola, prehistórico para decirte: «Te pasó eso porque no leíste la Biblia»! Te mete la idea de un Dios «papparazzi» que anda con una cámara oculta para pescarte «in fraganti» y que pasará la película en la televisión divina del cielo.

El diablo te inventa un Dios malvado, impredecible que te mandó situaciones malas.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Emociones Lastimadas”

Por Bernardo Stamateas

Lee El Aislamiento 2

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre