Sanidad Interior – El Aislamiento 2

 

Continuemos.

Todo lo bueno viene de Dios, es por eso que no debés aislarte de El. Nada malo viene de Dios por­que de una fuente no puede salir agua de bendi­ción y de maldición a la vez. Si consideramos que Dios es fuente de todo bien, que sus pensamien­tos son de paz, que la muerte es enemiga de Dios y un día será echada al infierno con Satanás y el pecado, nunca más dudaremos de la bondad pro­veniente de Dios.

Por otro lado, la religión te hace creer que le debés tu vida a Dios. ¡Pero no le debemos nada! Dios canceló todas nuestras deudas a través del perdón. El perdón es algo que se da a quién no lo merece. Es por eso que cuando entiendas que Dios te perdonó, servirás motivado por amor hasta el último respiro de tu vida. Cuando entiendas el amor del Señor, lo amarás por siempre y para siempre.

La Biblia dice que nuestro pecado era tan grande que nos trajo una deuda imposible de pagar. No había manera de acercarse a Dios por medio de la religión, la filosofía, los buenos ritos, las caminatas, las peregrinaciones, el encendido de velas. No había manera de saldar nuestra deuda. Pero ¡Dios nos perdonó! ¡No le debemos nada a Dios, Dios nos perdonó por completo!

Recordá: Todos tus pecados pasados, presentes y futuros, todos fueron per­donados delante de la cruz, porque Dios no quiere tener un hijo deudor, sino un hijo libre, sin culpa, sin pecado y sin deuda.

 

3. El Enemigo Tratará de Aislarte del Sueño.

Veamos la historia de David en 2º Samuel 11:1-5. Él era un soñador, un conquis­tador quien tenía que estar en todas las batallas ya que había nacido para eso. Sin embargo un día se quedó y se metió en problemas. Esto significa que cada vez que te quedes en el lugar equivocado, que no salgas a pelear por tu sueño, que no uses la unción que Dios te dio, Dios te dejará solo y tomarás las peores decisiones de tu vida. Es por eso que el enemigo va a tratar de separarte de tu sueño, de aislarte para que te quedes en el lugar incorrecto y tomes malas decisiones.

Estando en el campo de batalla, conquistando, peleando y usando la unción que Dios te dio para tu sueño, toda tentación te parecerá una basura comparada con lo que Dios te prometió en victoria. Todas las cosas que te ofrezcan en tentación serán basura si estás unido de todo corazón al propósito y al sueño que debés cumplir.

 

4. El Enemigo Tratará de Aislarte de Vos Mismo.

Hay gente que está aislada de sí misma. La esquizofrenia significa «mente dividi­da». Es el mayor ejemplo de lo que es fracturarse. La persona que sufre de esquizofrenia está literalmente fracturada, dividida, entonces funciona de una manera en un lugar y de otra en otro.

Cuando estás dividido te volvés contradictorio: querés servir a Dios, pero «borras con el codo lo que escribiste con la mano». Frenás a los demás, porque a vos te han frenado antes. Por otra parte, también tenés conflictos con tu identidad, por ejemplo, querés agradar a todo el mundo.

Así pues, es importante comprender que es más fácil agradar a uno que agradar a muchas personas. Agradá a Dios y Él te va a respaldar, con eso alcanza. Si estás frac­cionado, Dios va a hacerte integro.

La palabra «integridad» significa «de una sola pieza». Como sos acá, debés ser afue­ra; como sos a la mañana, debés ser a la noche. Tenés que caminar con la convicción de que sos una persona sanada por el Señor.

Cuando conocemos a Dios, Él nos dice: «Voy a trabajar en tu vida, me voy a meter en tu pasado, te enfrentaré a los conflictos que tuviste y te mostraré quién no se te brindó, sufrirás el dolor nuevamente, pero esta vez, voy a suplir todo lo que no recibiste»

David comprendió la importancia de la obra de Dios en su vida, por eso dijo: «Aun­que mi padre y mi madre me abandonen, el Señor con todo me volverá a tomar». En otras palabras, el Señor te va a meter la mano donde más te duele, va a ir a tu pasado (no es facil ser cristiano), pero si soportás el dolor en las manos del alfarero, Él te restaurará y te hará de una sola pieza. Entonces caminarás libre para siempre.

«Si alguno está en Cristo, nueva criatura es. Las cosas viejas pasaron y todas son hechas nuevas». Aquel que comenzó la obra la completará en Cristo Jesús. En consecuencia, Dios te hará de una sola pieza. Todo ha sido saldado, somos libres en Jesús.

Extracto del libro “Emociones Lastimadas”

Por Bernardo Stamateas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre