Sanidad Interior – Estoy Desorientado 2

 

Continuemos.

Tener la Mente y el Corazón en la Cosecha. Job era un hombre próspero en todo sentido, pero había perdido todo. Inmedia­tamente vinieron sus amigos y empezaron a hablarle, a criticarle. Esto significa que cuando tenés tu foco en la cosecha, siempre va a venir gente que va a tratar de meterte en el pensamiento de la masa.

Los amigos de Job (¡amigos como esos mejor perderlos!) se acercaron a decirle: «Sufrís porque pecaste», «Tus hijos se murieron por que Dios te castigó». Empeza­ron a decir estupideces, porque querían lograr que Job tuviera pensamiento de gru­po, para que Job saque su meta de la cosecha de Dios y la ponga en el pensamiento de la masa. Nunca pongas tu corazón en el pensamiento de la masa, no importa lo que la gente diga: ¡A vos no te importa! Si sos fiel, Dios va a mirar la fidelidad.

 

3. Enfocado en el Sueño.

Tenés que focalizar tu sueño. Para mantenerte enfocado en la cosecha, tenés que estar enfocado en el sue­ño, en lo que Dios quiere que logres. Si te desenfocás de tu sueño, de la meta importante, de las cosas grandes que Dios te prometió, te vas a desenfocar de tu cosecha.

Tenés que tener en claro tu sueño, nunca lo pierdas de vista. Tu sueño tiene que estar enfocado. La gente va a tratar de distraerte con es­tupideces y el diablo te mandará mil demonios, pero vas a estar enfocado en tu sueño. Cada vez que te desenfoques de tu sueño, volvé al lugar del altar, a en­contrarte con él, a unirte en espíritu con él y vas a poder recuperar y activar el sueño que Dios te dio.

 

4. Enfocado en Dar.

Tu cosecha está escondida en tu semilla. Dios te ha dado semilla, si querés cosechar tenés que sembrar. Nunca vas a cosechar si no estás enfocado en la siembra.

Lo que necesites, eso sembrá. Si necesitás finanzas, sembrá finanzas. ¿Cuántos necesitan ropa nueva? Sembrá la que tenés en tu placard. El que pide prestado o roba, nunca prospera. «El deudor es esclavo del acreedor». Por tu bien, no pidas prestado porque si no vas a morir esclavo. Mejor, aprendé a sembrar, a dar, porque en tu semilla está escondida la prosperidad.

Génesis 1 dice: «… HIERBA Verde…» que es la vida en su primera fase. La Hierba representa la salud, porque las hierbas se usaban para curar. FRUTO de Árbol repre­senta la prosperidad. Es decir que la tierra fue creada con tres semillas: Vida, Salud y Prosperidad.

Cuando Dios nos creó, tomó polvo de la tierra y sopló. Como en la tierra ya estaban las tres semillas pasaron a estar en tu vida, tenemos semilla de vida, por eso tenemos ganas de vivir, por eso respiramos. Además, tenemos una semilla de salud: por eso cuando viene un virus, nuestro cuerpo se encarga de expulsarlo; cuando nos cortamos nuestro cuerpo trata de curarse, porque Dios puso semilla de salud. Y tenemos también una semilla de abundancia: queremos prosperar, quere­mos avanzar, no queremos quedarnos estancados y eso no es malo, porque tene­mos semilla de abundancia que Dios puso y nos empuja para que nos multiplique­mos a cada momento.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Emociones Lastimadas”

Por Bernardo Stamateas

Lee Estoy Desorientado 3

2 Comentarios

  1. Hola Dios las Bendida y los aga prosperar en sus pasos de leartad al padre!! Emocionado me encuentro por la lectura les invito a que sigan sin desmayar…amen

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre