living-room_214Sanidad Interior – La Inseguridad Interior 3

 

Pasaje clave: 1º Samuel 25:3

 

Ya vimos las características de los inseguros y de los seguros. Continuemos.

 

La Palabra es seguridad

La Palabra de Dios es infalible y siempre se va a cumplir en nuestras vidas. Jesús dijo: «Los cielos y la tierra pasarán, pero esta palabra es tan segura, que siempre se cumple y siempre te guiará a bendición».

 

Dios, la Palabra y el Espíritu Santo

Veamos la siguiente explicación: Dios es el Padre de Jesús. Jesús es el Hijo de Dios y es Dios hecho Hombre. Por lo tanto, Jesús es Dios. Entonces, si Dios es el Padre de Jesús, y Jesús es Dios, ¿Dios es el Padre de Dios?

Vayamos por parte…

Dios es Padre.

La palabra en hebreo para «padre» es Abba y en griego es Pater. Padre quiere decir: «la fuente» y «el que sostiene». Por otro lado, «fuente» significa «todo lo que sale de Dios». Es decir, Dios se transforma en Padre de todo lo que sale de El mismo. En Génesis leemos que Dios dio de El. Dijo: «Sea la luz», creó la luz; «Sea la Tierra», creó la tierra. De esta forma, Dios se transformó en el padre del universo. Es por eso que Dios es la fuente del universo y es el que sostiene el universo con la diestra de su mano. Dicho de otra manera, Dios es Padre porque la tierra salió de Dios.

 

Lo primero que salió de Dios fue la Palabra.

¿Qué fue lo primero que salió de Dios? No fue la tierra, no fue el cielo: fue la Palabra. Porque antes de que la tierra se formara, Dios lo «dijo».. Dios habló, y lo primero que salió fue la Palabra. O sea que La Palabra estaba dentro de Dios: «En el principio, era la Palabra; y la Palabra era con Dios, y la Palabra era Dios »

¿Qué es una palabra?

Una palabra es la expresión de un pensamiento.

¿Quién es la Palabra?

En el Antiguo Testamento se menciona como «la Palabra» o «la Sabiduría»; en el Nuevo Testamento se la llama «Jesús». Por ejemplo en Génesis 3, mientras Dios creaba, «la Palabra» estaba con El. La Voz de Dios que caminaba con Adán y Eva en el huerto era «la Palabra».

Otro ejemplo: todos los profetas del Antiguo Testamento dicen: «Y vino la Palabra de Dios sobre mi…». ¡No llamaban «Jesús» a «la Palabra» porque todavía no lo conocían! Así pues, «la Palabra» un día se hizo carne, se envolvió en un cuerpo y habitó entre nosotros.

En resumen, Dios es Padre porque El es la fuente de la Palabra. A su vez, la Palabra estuvo con Dios, es igual a Dios, pero manifestado como Palabra. Entonces tenemos al Dios Padre y al Dios Palabra.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro «Emociones Lastimadas»

Por Bernardo Stamateas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre