que-es-la-iniquidadSanidad Interior – ¿Qué es la Iniquidad? 1

 

Etimológicamente esta palabra quiere decir, «lo torcido», de hecho es lo que se tuerce del camino recto y perfecto de Dios. El origen de la iniquidad se encuentra en la caída de Luzbel. Surge en el momento en que este arcángel lleno de belleza y perfección le da cabida a un pensamiento que se desalinea de Dios. Y empieza a creer en algo diferente y opuesto a la justicia Divina.

Ahora bien de la misma que la fe es «la sustancia de lo que se cree», es el poder que activa el mundo invisible de los cielos, este pensamiento torcido dentro del corazón del arcángel va también a producir una sustancia espiritual, que es el origen de la maldad.

«Perfecto eras en todos tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad». Y luego dice:» Con la multitud de tus maldades y con la iniquidad de tus contrataciones profanaste tu santu­ario» (Ezequiel 28:15-18).

Estas dos palabras que muchas veces se usan al azar son determinantes para entender la raíz de la gran mayoría de los problemas que nos suceden.

La maldad es la semilla diabólica de donde todo el mal se origina. Esta es transmitida al hombre desde su nacimiento y va a impregnar el corazón de pensamientos e intenciones que se oponen a la justicia, a la verdad, al amor y a todo lo que Dios es.

La iniquidad es la suma de todos estos pensam­ientos torcidos, o la suma maldad del hombre. La iniquidad va a impregnar el espíritu del ser humano en el instante en que es concebido el embrión. Es en este momento que toda la información, o herencia espiritual de maldad en la persona se va a establecer en ella.

La iniquidad es como un cordón espiritual, por definirlo de alguna manera, a donde se van grabado todos los pecados del hombre y lo que será su herencia a la siguiente gener­ación. Es donde queda esculpido todo el legado torcido y pecaminoso, que le entregará un hombre a sus hijos. Estos a su vez, lo torcerán aún más con sus propios pecados, y lo entregarán como una estafeta de maldición a la subsiguiente generación.

«El pecado de Judá está escrito con cincel de hierro y con punta de diamante, esculpido está en la tabla de su corazón» (Jeremías 17:1).

La iniquidad es lo que la Biblia llama el cuerpo de pecado. Al avanzar en estas líneas veremos como la iniquidad ha formado parte del cuerpo espiritual dentro del hombre y esta va a afectar su comportamiento, la estructura de sus pensamientos y aún el estado de salud del cuerpo físico. El cuerpo de pecado se origina en el espíritu e invade el alma y el cuerpo, como un lodo que lo ensucia todo.

La iniquidad está intrínsecamente ligada al mundo espiri­tual de las tinieblas y es ahí a donde el diablo engarza las maldiciones que vienen de nuestros antepasados. Es en esta misma área donde se arraigan las bases legales de enfer­medad que se transfieren de padres a hijos, a nietos. Es donde se encuentra la legalidad de Satanás para robarnos y oprimirnos y lo que va a ser un constante obstáculo para recibir la plenitud de las bendiciones de Dios. Esta es la principal puerta que tiene el imperio del diablo sobre la vida del ser humano, creyente o incrédulo.

Es a través de la iniquidad que el maligno va permear el corazón del hombre, para poner en él todo tipo de deseos perversos y pecaminosos. A esto se le llama concupiscencia. La herencia de pecado ha sido trasmitida y ahora va a corromper el alma para que ésta empiece a desear hacer el mal. Será una fuerza irresistible en muchos casos que arrastrará a personas aparentemente buenas a cometer pecados abominables.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “La Iniquidad”

Por Ana Méndez Ferrel

Lee ¿Qué es la Iniquidad? 2

Lee ¿Qué es la Iniquidad? 3

Lee ¿Qué es la Iniquidad? 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre