Sectas – Cómo Ser Libres de la Masonería 1

 

Los pactos hechos en la Masonería son serios y complejos y sus maldiciones involucran toda una línea generacional. Es importante quebrantar conscientemente cada uno de ellos. Hacerlo con profundo arrepentimiento y creyendo que la Sangre de Jesús los rompe.

Aquí hay una lista, grado por grado, de todo lo que tiene que ser cancelado y quebrantado. Quizás usted sólo estuvo involucrado en los primeros grados, le recomiendo que los quebrante todos, ya que usted declaró que eran «uno para todos y todos para uno».

Tal vez usted nunca estuvo involucrado en esta Orden, pero alguien en su familia lo está o lo estuvo y esto produce que estos pactos con sus maldiciones le están afectando.

Tal vez usted esté bajo la sujeción de un pastor, un sacerdote o un líder que eso fue masón, desgraciadamente lo que viene del liderazgo afecta a todos los que están debajo de él.

 

Liberación de la Masonería.

Permítame guiarle en una oración exhaustiva, para ser libre de todo pacto y maldición proveniente de esta Orden. Sólo se puede salir de la Masonería por medio del poder de Jesucristo. Una vida que primeramente no haya sido consagrada a Él, no encontrará la libertad que anhela. Por lo que le sugiero que antes que nada le entregue su vida al Hijo de Dios. Reconozca el sacrificio de la Cruz como única fuente de salvación y redención por sus pecados. Arrepiéntase profundamente de su involucración en la Masonería y de todos sus pecados.

Finalmente en sus propias palabras invoque el Nombre de Jesucristo, para que venga a morar en su corazón. Una vez hecho esto, creyendo de todo corazón, haga un pacto con Él, de seguirlo y obedecer Su Palabra con la ayuda del Espíritu Santo. Busque la ayuda de una congregación Cristiana que le guíe en su Nuevo caminar al lado de Cristo.

 

Oración de Renuncia.

Renuncio a toda posición que obtuviera en la Logia cualquiera de mis antepasados o yo mismo, incluyendo la de «maestro», «venerable maestro», o cualquier otra.

Renuncio a llamar a algún hombre «maestro», porque Jesucristo es mi único Maestro y Señor, y Él prohibe que alguien más lleve ese título.

Renuncio a hacer caer a otros, en la trampa de la Masonería, y a observar la desesperanza de otros durante los ritos.

Renuncio a los efectos de la masonería que me transmitiera alguna antepasada cuyo marido la hubiera hecho sentir rechazada e indigna de confianza, cuando él entró y asistió a alguna logia y se negó a hablarle a ella de sus actividades secretas.

También renuncio a todas las obligaciones, maldiciones y juramentos promulgados por todos los miembros femeninos de mi familia a través de cualquier membresía directa con las Órdenes Femeninas de Francmasonería, la Orden de Estrellas del Oriente, o de cualquier otra orden masónica u organización ocultista.

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, yo renuncio y abandono todo aquello que me involucre en la Masonería y a cualquier logia, arte, u ocultismo de parte de mis ancestros y de mí mismo.

También renuncio y quebranto el código de silencio impuesto por la Masonería y el Ocultismo para con mi familia y para conmigo.

Renuncio y me arrepiento de todo el orgullo y arrogancia que abrieron las puertas para la esclavitud y las ataduras de la Masonería para afligirme a mí y a mi familia.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “GADU: Gran Arquitecto Del Universo”

Por Ana Méndez Ferrel

Lee Cómo Ser Libre de la Masonería 2

Lee Cómo Ser Libre de la Masonería 3

Lee Cómo Ser Libre de la Masonería 4

Lee Cómo Ser Libre de la Masonería 5

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre