Sectas – Introducción a la Masonería 4

 

Continuemos.

Sin hacer ningún comentario, quiero citar algunos extractos de la edición de 1966 del «Rito Escocés Antiguo y Aceptado o Rito de la Perfección» escrito por el líder de la Masonería en Norteamérica, Albert Pike.

«Cada templo Masón es un templo religioso».

«El Primer Legislador Masón fue… Buda».

«La Masonería, en la cual se levantan los altares de los Cristianos, de los Hebreos, de los Musulmanes, de los Brahmanes, de los seguidores de Confucio de Krishna, y de Zoroastro puede reunir, hermanar y juntar sus oraciones al único Dios que es sobre todos los Baales».

«La Masonería… oculta sus misterios, excepto a sus adeptos y sabios y usa símbolos falsos para guiar erróneamente a los que merecen ser guiados en el equívoco».

«Todo lo científico y grandioso de los sueños religiosos de los «Illuminati»…. ha sido tomado de la Cébala; todas las asociaciones Masónicas le deben a ésta, sus secretos y sus símbolos». (La Cébala o Kabala es la filosofía oculta del judaísmo).

Hay muchos que entran a la Masonería buscando encontrar a Dios en sus enigmáticas tradiciones con la idea de que es tan inalcanzable que sólo a unos cuantos les es posible conseguirlo. Otros entran buscando tener relaciones con gente importante. Hacen caso omiso a lo que no entienden de sus ritos con el fin de ir obteniendo poder a través de influyentes contactos. Estos ven la Logia como una especie de exclusivo club social. Otros, ciegos por la avaricia y el poder, se inician para recibir la extraordinaria ayuda masónica y conseguir así sus más altas satisfacciones de éxito. Hay quien también se alista por el profundo deseo de alcanzar el máximo desarrollo de su ego y de los poderes de la mente, para controlar a sus semejantes. Lo que por desgracia todos tienen en común es que entran en ella ignorando los verdaderos fines de esta asociación y totalmente cegados a las potencias espirituales que la gobiernan.

Lo queramos admitir o no, hay fuerzas espirituales que, aunque no las tomemos en cuenta o neguemos su existencia, no por eso dejan de tener influencia en nuestras vidas y afectarnos. En muchos casos éstas llevan a sus incautas víctimas hasta profundas depresiones del alma, a la locura y aún a la misma muerte.

Mi intención es desenmascarar los secretos y los abismos de la Masonería a fin de dar verdadera luz a aquéllos que de corazón sincero buscan a Dios o creen tener una relación con Él. Quiero ofrecer una salida a todos aquellos que quieran escapar de los lazos de la Masonería y del ocultismo, y de su inevitable y terrible destino eterno.

Como decía el sabio Rey Salomón: «Hay caminos que al hombre le parecen derechos pero su fin es camino de muerte» (Proverbios 16:25).

La Biblia, es el Libro Sagrado de la Masonería. En la mayoría de los «Ritos» aparece depositado sobre «El Ara» (el altar de los masones) y permanece continuamente abierto como símbolo de la sabiduría divina. Por esta razón me referiré a él como punto de partida para llegar a la verdad de quién es verdaderamente Dios y cuál es Su personalidad y Su pensamiento y, en base a sus enseñanzas, poder analizar el engaño de la Masonería.

Aunque voy a usar los nombres de Jehová o Yahvé y el de Jesucristo, así como los principios establecidos por ellos, no por esto me estaré refiriendo a alguna religión en particular. Simplemente estaré destacando los fundamentos de la escritura contenidos en ésta.

El Ocultismo, en cualquiera de sus formas, trae consecuencias graves a los que lo practican. El mundo espiritual es un terreno peligroso sino se entra por la puerta correcta. No todo lo que brilla es oro, y no toda luz proviene de Dios.

«Antes que vaya para no volver, a la tierra de las tinieblas y la sombra de muerte; Tierra de oscuridad y el desorden, lóbrega como sombra de muerte, donde la luz es como densas tinieblas» (Job 10:21-22).

«Dad gloria a Jehová vuestro Dios, antes que haga venir tinieblas, antes que vuestros pies tropiecen en montes de oscuridad y que esperando vosotros la luz, Él os la vuelva en sombra de muerte y tinieblas» (Jeremías 13:16).

Veremos cómo la Masonería trae terribles maldiciones sobre una persona y sobre su descendencia. Aún gente que ha salido de ella, sigue atada a estos continuos infortunios. Lo importante es que se puede salir y ser libre de sus terribles ataduras.

Extracto del libro “GADU: Gran Arquitecto Del Universo”

Por Ana Méndez Ferrel

2 Comentarios

  1. nosotros los cristianos no tenemos mucha informacion sobre esto pero quisiera tener mas informacion sobre esto para tener la capasidad de hablar esto

    • Hola John. ¡¡Bienvenido!! Investiga, estudia, ora, pedile sabiduría y revelación al Señor y tendrás la capacidad de hablar sobre estos temas. Bendiciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre