Predicaciones – Actitud de Bendición o de Maldición 2

 

Continuemos.

1. Actitud de Crecer.

Esta es una actitud de bendición. Jigoro Kano es el creador del judo. Este es el sistema de defensa que utiliza la policía japonesa. Antes de morir, Kano dijo: «Cuando me entierren pónganme un cinturón blanco». Esta es una actitud de crecimiento, porque el cinturón blanco en el judo es para el que recién comienza. Algunos tiramos dos o tres patadas al diablo y ya queremos usar el cinturón negro.

Un árbol que no crece, muere. Un cristiano que no crece, muere. Si no creces, si no tienes ganas de buscar a Dios, si no tienes actitud de ser discipulado, estás anunciando tu muerte.

El crecimiento no se alcanza con la oración sola­mente, se consigue por la actitud correcta. «Quiero crecer, quiero más de ti, tengo hambre de ti, Señor. Quiero crecer y buscarte cada vez más».

 

2. Actitud de Mirar con los Ojos de Dios.

Cuando David entró en la cueva donde estaba Saúl, dice que le cortó el manto pero no lo mató. Y cuando el amigo le dijo a David: ‘¿Por qué no mataste a Saúl? David respondió: ‘Yo no tocaré al ungido de Dios.’

Humanamente hablando, ¿se veía a Saúl como un ungido de Dios? No. Espiritualmente hablando, ¿era Saúl un ungido de Dios? Sí, porque Dios lo había llamado.

David tenía el corazón de Dios porque veía de la manera que miraba Dios.

Tu problema cambiará cuando cambies de actitud. No porque tu problema cambie, sino porque tus ojos verán las cosas de otra manera. Cuando tengas un problema, debes orar a Dios: ‘Señor, dame tus ojos para que vea este problema como tú lo ves.’ A esta clase de oración podemos llamarla: actitud de ver espiritualmente.

El profeta estaba rodeado por enemigos  y su siervo se desesperaba. El profeta dijo: ‘Señor, abre sus ojos para que vea esto como tú ves las cosas. Y el siervo vio ángeles y dijo: son más los nuestros que los enemigos.’ ¿Por qué cambió de actitud? Porque empezó a ver con los ojos de Dios y no con los ojos humanos.

Cuando mires con los ojos de Dios, verás un cartel grande que dice: ¡Éxito – Bendición – Prosperidad – Solución del Problema!

 

3. Actitud de Corazón Abierto al Espíritu Santo.

Muchas personas no se congregan porque fueron lastimadas en algún momento y dicen como argumento: «Me hirió un pastor, un sacerdote, un líder. Me lastimó mi familia». El problema no es quien te lastimó; el problema es que no tuviste una actitud de sabiduría.

Si le das a la persona equivocada el control de tu corazón, tu vida será lastimada. ‘Sólo yo debo estar en el cuarto de tu corazón’, te dice el Señor. Dios le dijo a Salomón: ‘Sobre toda cosa, guarda tu corazón.’ Tu corazón es el centro que maneja tu vida. El único que tiene que entrar a ese lugar para controlarlo es el Señor.

Hay personas que sitúan a los pastores al lado del Espíritu Santo. No debe ser así. Estas personas no entendieron nada. Abren la puerta de su corazón a otras personas. La puerta íntima de tu corazón es para el Espíritu Santo, y él sabrá a quien dejar entrar y a quién cerrarle la puerta.

 

4. Actitud de Guerra.

En una oportunidad, Churchill fue a dar una conferen­cia a estudiantes universitarios, durante la segunda guerra mundial. Se presentó frente a ellos, se quitó el sombrero y dijo: ‘Nunca, nunca te rindas.’ Voy a repetir mi discurso: ‘Nunca, nunca te rindas.’ Y así terminó su alocución. Se calzó el sombrero y se fue. Las personas que estaban presentes jamás olvidaron su breve mensaje.

Hoy el Señor te dice: «Nunca, nunca, nunca te rindas. Esfuérzate y sé valiente porque lo que pises te lo daré. Ningún arma forjada para hacerte daño prosperará. Callarás toda lengua que se levante contra tu vida porque te he dado poder para vencer».

Actitud de victoria, de pelea, de lucha, eso es lo que te da el Señor, quien te guiará hacia el lugar en los que otros se caen. Te hará correr donde los demás caminan.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Alcanzando el Éxito”

Por Bernardo Stamateas

Lee Actitud de Bendición o de Maldición 3

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre