mejor-comunicacion-mejor-relacionPredicaciones – A Mejor Comunicación, Mejor Relación 3

 

Continuemos.

El pasaje bíblico narra que cuando David y sus hombres llegaron a la ciudad vieron que los amalecitas habían incendiado todo y se habían llevado secuestrados a las mujeres y los niños. Sus hombres, enojados, querían apedrear a David ya que lo culpaban de lo sucedido con sus casas y sus familias. Pero David se alejó y buscó hablar con el Señor. Lo primero que nosotros tenemos que hacer frente a un problema es buscar hablar con el Señor. En medio de la crisis, de la dificultad, ¡buscá hablar con el Señor! El que sabe hablarle a Dios sabe hablarle después a la gente. Tenés que saber que tu comunicación y la mía van a mejorar cuando nuestra comunicación con el cielo sea siempre lo primero.

Antes de hablar algo importante con alguien necesitás buscar al Señor y decirle: «Señor, quiero entregarte esto en oración. Quiero compartirte lo que voy a decir, lo que voy a hacer». ¡Hablá primero con el Señor!

David no les habló a los que lo querían matar. Él pensó: «Me van a malinterpretar», y entonces buscó al Señor. David le pidió a Abiatar que le traiga el efod, una túnica que usaba el sumo sacerdote para entrar al lugar santísimo del tabernáculo, donde literalmente vivía Dios. Él no pidió una espada porque no era momento de pelear sino de adorar a Dios. Lo primero que tenemos que hacer para recuperar lo perdido es soltar las armas y ponernos el traje de adoración, de alabanza, y decir: «Señor, no voy a hablar con la gente: primero voy a hablar con vos para que me abras el cielo y me des sabiduría para después hablarle a la gente».

En una entrevista le preguntaron al pastor David Yonggi Cho por qué Corea tiene las iglesias más grandes del mundo. Él respondió: «Las personas que aquí se convierten a Cristo anteriormente eran budistas. Los budistas tradicionalmente no esperan nada de nadie, entonces, cuando conocen a Cristo, siguen sin esperar nada de nadie. Ellos le oran a Dios y el Señor les responde». ¡Necesitamos hablar menos con la gente y más con el Señor! Si nuestras primeras comunicaciones son con el Padre, si lo buscamos para hablar primero a Él, con seguridad Dios nos dirá lo que tenemos que hacer. ¡Hablá más con el Señor!

David no habló con la gente; él buscó al Señor y le dijo: «Dios, ¿qué tengo que hacer? Mis hombres me quieren matar, los amalecitas han secuestrado a las mujeres y los niños, han quemado la ciudad. ¿Qué hago?, ¿los salgo a perseguir?». Y Dios le dijo tres cosas:

Lo primero que Dios le dijo a David fue: «Persíguelos». Yo te digo de parte del Señor que salgas a perseguir todo lo que has perdido. ¡Vas a recuperar todo lo que perdiste! Dios no consoló a David sino que le dijo que mire para adelante y salga a buscar lo que el enemigo le había quitado. ¡Tenés que perseguir tus finanzas, tus bendiciones, la paz que te quitaron, los viajes que soñaste, los milagros que Dios tiene para vos! Otoniel Font dice que Dios repudia la actitud de retroceder en toda La Biblia. El Señor nunca usa personas que miran atrás, ¡Él usa a los que miran para adelante!

Pablo decía: «Una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está adelante»(Filipenses 3:13). ¡Dios repudia a los que miran para atrás pero respalda a los que miramos para adelante! El pasaje dice que David y sus hombres lloraron y gritaron hasta quedarse sin fuerzas, pero en un momento David dijo: «¡Ya está!», salió de ese estado de shock y fue a hablar con Dios. El Señor le dijo a David lo mismo que nos dice a vos y a mí: «¡Andá a perseguir lo que es tuyo!». Dios siempre te va a empujar para adelante, hacia el mañana; Él siempre te va a alentar para que recuperes lo que te quitaron.

(CONTINÚA…)

Por Bernardo Stamateas

Lee A Mejor Comunicaciçon, Mejor Relación 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre