alivio-tranquilidad-pazPredicaciones – Alivio, Tranquilidad y Paz 1

 

Pasaje clave: Filipenses 4:6-7.

Esta palabra resulta oportuna ante el lamentable incremento de personas que padecen distintos tipos de enfermedades siendo algunas de éstas terminales. Asimismo, el aumento considerable de problemas de diversa índole hace que cada vez sea más necesario tener paz. Al respecto, el resultado de una encuesta arrojó que más del noventa por ciento de los encuestados prefieren la paz antes que la felicidad. A continuación voy a hablarte de los tres niveles de paz que existen:

1. Alivio.

Alivio es un estilo de paz que nace, fundamentalmente, cuando resolvés un problema financiero, familiar o de salud. La sabiduría es la que te enseña a resolver problemas por lo que si carecés de ella nunca vas a tener alivio. Se dice que algunas personas invierten la primera mitad de su vida en hacer desdichada la segunda y eso se debe a que les falta sabiduría para resolver los conflictos. ¡Aprendé a tener sabiduría!
Motivos por los cuales te puede costar resolver tus problemas.

 

A. Desplazás los problemas.

El primer motivo radica en que cuando tenemos un problema tendemos a no enfrentarlo sino a desplazarlo en otra persona o en otro conflicto. Por ejemplo, imaginate que tenés conflictos personales y decís: «Mi problema sos vos», «me arruinaste la vida», «me maltrataste». Al actuar de esa manera no enfrentás el verdadero problema, que está dentro de vos, sino que lo desplazás. Cada vez que ataques a alguien mediante descalificaciones es probable que estés desplazando en el otro un problema personal.

Una mujer no podía dormir a la noche porque creía ser atacada por demonios que la asfixiaban. Aunque los pastores oraron y ungieron su casa me contó que los ataques persistían. Yo le respondí: «Esos no son demonios sino problemas de ansiedad. Identificá qué es lo que te está preocupando últimamente». Tras unos instantes me contó que tenía deudas, que su esposo se había ido y que su hija atravesaba grandes conflictos con su pareja. Lo que la atormentaba por las noches no eran los demonios sino la angustia que sentía porque no quería enfrentar esa situación adversa.

Es importante que recuerdes que «el tango se baila de a dos». Si alguien te estafó es porque algo hiciste en el pasado para contactarte con un estafador. No estoy diciendo que seas culpable, sino que tu conducta, en algún sentido, alentó el accionar de esa persona.

Si una mujer dice: «Mi pareja me trata como si yo fuera una cosa», eso se debe a que en algún momento ella se ubicó en una posición donde le permitió a su pareja que la manipule como a un objeto.

Imaginate que te aconsejaron que no prestaras dinero pero aun así decidiste hacerlo. Si no te devuelven lo que prestaste, es más fácil echarle la culpa al otro que reconocer que te rebelaste a una indicación que se te dio para tu bien.

Si desplazás tu problema y ponés el foco en el otro, nunca lo vas a resolver ni vas a tener verdadero alivio.

 

B. Todo problema te brinda algún beneficio.

Si tenés depresión eso trae aparejado algunos beneficios. Por ejemplo, muchas personas van a ser más considerados con vos, te van a llamar más seguido y será un justificativo excelente para que no vayas a trabajar.

Una persona me dijo que no sabía cómo hacer para ponerle límites a la suegra, quien invadía la intimidad de su hogar. Seguimos hablando y en un momento me contó que la suegra la ayudaba a ella y a su esposo brindándoles dinero todos los meses. Tras escuchar su planteo le aconsejé que si ella quería que su suegra no se metiera en sus asuntos, lo mejor era dejar de recibir dicho dinero.

Cada vez que quieras solucionar un conflicto tenés que estar dispuesto también a renunciar a los beneficios que te brinda. Sin embargo, dicha tarea no suele ser nada fácil. Si estás hipersensible y decís: «A mí me lastimaron» o «estoy sola en la vida, nadie me entiende», el beneficio que hay detrás de tu lamento es que podés dar lástima a los demás poniéndote en el rol de víctima.

(CONTINÚA…)

Por Bernardo Stamateas

Lee Alivio, Tranquilidad y Paz 2

Lee Alivio, Tranquilidad y Paz 3

Lee Alivio, Tranquilidad y Paz 4

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa para comentar!
Por favor ingresa tu nombre